Seúl.- El Gobierno surcoreano hizo hoy oficial su intención de potenciar su programa de exploración espacial a raíz de la decisión de EE.UU. de levantar las restricciones que mantenía sobre los misiles y proyectiles espaciales del país asiático.

La decisión que puso fin las pautas que Washington, de cara a evitar una escalada armamentística en la península, imponía desde hace décadas a su aliado en cuanto a la fabricación de misiles fue anunciada el pasado 21 de mayo durante la cumbre en Washington entre los presidentes de EE.UU. y Corea del Sur, Joe Biden y Moon Jae-in.

Estas limitaciones sobre el rango o la carga útil del proyectil, que concierne a la cantidad de explosivos que porta un misil o al peso de un satélite en la cabeza de un cohete, afectaban de pleno al programa espacial surcoreano.

El ministro de Ciencia surcoreano, Lim Hye-sook, hizo hoy oficiales los planes del Gobierno de potenciar la inversión durante una reunión con empresas surcoreanas del sector aeroespacial.

También subrayó la importancia de que Corea del Sur haya firmado también durante la cumbre Biden-Moon los llamados Acuerdos de Artemisa, tratado abanderado por EE.UU. que establece principios de cooperación para misiones de exploración espacial con fines pacíficos.

«La cumbre entre la República de Corea (nombre oficial del país) y EE.UU. y las medidas posteriores presentan al país la oportunidad de convertirse en un líder en la industria espacial», dijo Lim en declaraciones que recoge la agencia Yonhap.

Aunque llegó relativamente tarde a la carrera del desarrollo espacial global, Corea del Sur prevé lanzar en octubre su primer cohete espacial totalmente autóctono, el Nuri.

El país asiático, que hasta ha logrado lanzar con éxito y poner en órbita satélites utilizando tecnología autóctona y rusa, también aspira a poner una nave en la órbita lunar en 2023.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí