Washingto.- El Gobierno de Joe Biden anunció este lunes que estudia nuevas medidas contra Bielorrusia esta vez en respuesta al aterrizaje forzoso de un avión comercial en el aeropuerto de Minsk para arrestar al periodista opositor Román Protasevich.

«Estados Unidos condena en los términos más enérgicos tanto el desvío del avión como el posterior traslado y arresto de Pratasevich», indicó en un comunicado Biden, que describió el incidente como «ataques vergonzosos tanto contra la disidencia política como contra la libertad de prensa».

«Acojo con satisfacción la noticia de que la Unión Europea (UE) ha pedido sanciones económicas selectivas y otras medidas, y le he pedido a mi equipo que presente opciones adecuadas para que los responsables rindan cuentas», indicó.

Estas medidas contra el Gobierno de Alexandr Lukashenko, dijo Biden, se tomarán «en estrecha coordinación con la Unión Europea, otros aliados y socios y organizaciones internacionales».

Biden, además, reclamó la puesta en libertad tanto del detenido como de «otros cientos de presos políticos injustamente» encarcelados.

Por otro lado, el asesor de seguridad nacional de la Casa Blanca, Jack Sullivan, conversó este lunes con la opositora Svetlana Tikhanovskaya, a la que reiteró el apoyo de Washington al movimiento que lidera.

Estados Unidos, con Donald Trump (2017-2021) en el poder, impuso sanciones contra más de medio centenar de personas y una docena de entidades bielorrusas como castigo por la represión contra las protestas opositoras y por presunto fraude electoral.

El Gobierno bielorruso obligó este domingo a un avión comercial que de Atenas (Grecia) a Vilna (Lituania) con alrededor de 120 pasajeros a bordo a que aterrizase en Minsk para arrestar a Protasevich, un periodista opositor que iba a bordo.

En respuesta, los líderes de la UE acordaron este lunes prohibir el espacio aéreo comunitario a las compañías de Bielorrusia, así como prohibirles aterrizar en aeropuertos comunitarios y pidieron a las compañías europeas que eviten sobrevolar sobre ese país.

También se comprometieron a ampliar la lista de sanciones a Bielorrusia.

El KGB bielorruso incluyó en noviembre de 2020 a Protasevich en una lista de terroristas después de que la Justicia presentara contra él cargos por organizar desórdenes masivos, atentar contra el orden público e instigar la discordia social.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí