Jerusalén.- Un alto el fuego entre Israel y las milicias palestinas de Gaza «probablemente tenga lugar pronto» aseguró a EFE un portavoz del movimiento islamista Hamás.

«Un alto el fuego probablemente tenga lugar pronto, pero depende en gran medida de si la ocupación israelí está dispuesta a respetar los derechos de Palestina», indicó esa misma fuente.

Desde hace dos días, se ha difundido por diversos medios el rumor de que, por mediación de Egipto, un alto el fuego podría entrar en vigor hoy jueves, una posibilidad que Israel ha negado y que Hamás ni confirmaba ni desmentía.

Pero Musa Abu Marzuq, alto cargo del movimiento islamista Hamás, adelantó anoche en una entrevista con una televisión libanesa que una tregua podría ser inminente.

«Creo que los esfuerzos que se están llevando a cabo para un alto el fuego van a tener éxito», dijo Abu Marzuq.

La posibilidad de un cese de las hostilidades cobra fuerza a medida que aumenta la presión internacional para una tregua que ponga fin a los once días de escalada bélica, que han dejado 230 palestinos muertos en la franja debido a los bombardeos de tropas israelíes y 12 personas en Israel como consecuencia de los cohetes lanzados por las milicias.

PRESIÓN INTERNACIONAL

El presidente de EEUU, Joe Biden, urgió ayer a «una inmediata desescalada significativa» en una conversación telefónica con el primer ministro en funciones de Israel, Benjamin Netanyahu, aunque éste más tarde se pronunció a favor de continuar con la operación militar en Gaza para terminar de desarticular la infraestructura militar de Hamás.

Netanyahu, quien tampoco descartó la posibilidad de «conquistar Gaza», insistió en la necesidad de «devolver la tranquilidad y la seguridad» a sus ciudadanos, en lo que describió como «una disuasión contundente» contra las milicias.

Para impulsar un cese de las hostilidades visita hoy Israel el ministro de Exteriores alemán, Heiko Maas, para analizar «cómo la comunidad internacional puede ayudar a que la violencia acabe y que haya una tregua fiable lo más rápido posible».

Pese a las presiones internacionales para un alto al fuego, el Ejército israelí volvió esta madrugada a bombardear múltiples objetivos del movimiento islamista Hamás en la Franja de Gaza, desde donde continuó hoy el disparo de cohetes hacia las comunidades israelíes colindantes, tras una madrugada relativamente tranquila, que incluyó un misil antitanque contra un autobús, hiriendo levemente a un soldado.

El Ejército israelí, por su parte, continuó hoy con sus bombardeos en el enclave, que tras impactar esta madrugada en lugares de producción y almacenamiento de armas, alcanzaron hoy varios sitios desde los cuales las milicias lanzaban cohetes, sumados a túneles presuntamente utilizados por Hamás para para el desplazamiento de combatientes y el transporte de armamento de una zona a otra del enclave.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí