Miami,.- La actriz estadounidense Mariska Hargitay, una de las protagonistas de Law & Order: Special Victims Unit («La ley y el orden: Unidad de víctimas especiales»), felicitó este jueves a la niña de 11 años que logró huir de un secuestrador en Florida al usar una táctica para dejar evidencia del crimen que aprendió de esa serie policíaca.

«Me siento muy honrada de ser parte de tu increíble historia», escribió hoy en Instagram la actriz, que personifica a Olivia Benson, una detective encargada de crímenes sexuales contra mujeres.

La actriz se refiere a la táctica que utilizó la niña de dejar algo de evidencia, en este caso «slime» (una masa viscosa de colores y juguete de moda de los niños) de color azul en el cuerpo del hombre, que con un cuchillo trató de secuestrarla la mañana del martes pasado, cuando esperaba el autobús del colegio en West Pensacola (en el noroeste de Florida).

«Eres una mujer joven VALIENTE, fuerte e inteligente», manifestó la actriz de «Law & Order».

Subrayó que estaba especialmente «muy aliviada y agradecida» de saber que la menor estaba a salvo.

Hargitay agregó que cree que el Escuadrón de Víctimas Especiales (SVU, en inglés) que dirige en la serie «podría tener que agregar ‘slime’ a su equipo de lucha contra el crimen».

La Oficina del Alguacil del condado de Escambia (ECSO), del que forma parte West Pensacola, señaló que el hombre detenido pocas horas después del incidente tenía aún «slime» azul en el brazo.

Las autoridades identificaron al sospechoso como Jared Paul Stanga, de 30 años, quien enfrenta cargos de intento de secuestro de una menor, asalto agravado y agresión.

La menor dijo a las autoridades que mientras forcejeaba con el secuestrador dejó a propósito «slime» en varias partes de su cuerpo, como aprendió en su serie favorita.

«Sabía que esa podría ser una mejor prueba si la Policía lo encuentra», dijo la niña, identificada solo por su primer nombre, Alyssa, al canal NBC, que trasmite la serie.

«El hombre salió de su vehículo con un cuchillo, vino hacia mí y yo traté de correr, pero me atrapó», agregó.

Stanga, que fue detenido el martes, tenía antecedentes por delitos sexuales contra menores y vivía cerca de la escuela donde ocurrieron lo hechos.

La menor, que esperaba el autobús del colegio, peleó y logró huir del secuestrador que la amenazó con un cuchillo e incluso llegó a alzarla.

Un video de las cámaras de seguridad de la zona muestran a la niña que logró soltarse del hombre y salir corriendo.

La menor incluso tuvo tiempo de recoger su morral y pertenencias y continuar corriendo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí