Santo Domingo,.- Los reclusos en los recintos del Sistema Penitenciario dominicano podrán recibir visitas de familiares directos a partir del próximo sábado 15 de mayo, siempre bajo los protocolos preventivos establecidos por el Ministerio de Salud Pública para evitar posibles contagios de covid-19.

La Procuraduría General de la República informó este domingo sobre la medida en un comunicado, donde precisa que los privados de libertad podrán recibir a un familiar directo, durante una hora, sin roce físico y utilizando mascarilla de manera permanente.

Las autoridades penitenciarias se han mantenido en comunicación con la población de los recintos y les han informado sobre el protocolo, de modo que han sido los internos quienes han indicado a qué familiar quieren ver y, basados en esas indicaciones, se ha elaborado la agenda de las visitas.

El Modelo de Gestión Penitenciaria tiene bajo su gerencia 22 centros de corrección y rehabilitación (CCR), con una población de 9,905 internos a finales de abril.

La Dirección General de Prisiones (DGP) gestiona otros 18 centros de privación de libertad, con un total de 17,376 personas, de las que 7,792 están internadas en la prisión de La Victoria, recinto que concentra un tercio de la población penitenciaria del país.

En esa prisión se empezará a aplicar el lunes 17 un programa piloto de reapertura que servirá de experiencia para otros centros, una vez verificado el proceso desarrollado en La Victoria.

A final de abril la población penitenciaria era de 27,769 personas, de las cuales 488 eran adolescentes en conflicto con la ley penal, grupo que empezó a recibir a sus familiares el 18 del mismo mes.

El Sistema Penitenciario ha inoculado las dos dosis de la vacuna a 650 internos, mientras que a otros 587 se les ha administrado la primera inyección.

La DGP tomó en cuenta la sobrepoblación en el penal de La Victoria y ha habilitado espacios con dispensadores de agua y una pantalla que avisará de los cambios de turno, y donde los familiares esperarán su turno de visita, después de la desinfección de los pabellones.

Los visitantes deberán ir debidamente identificados y estará prohibida la entrada de provisiones y teléfonos, apunta la nota.

Desde la llegada de la pandemia hace un año y dos meses se han registrado casi 1,500 casos de coronavirus en las prisiones del país, donde se han producido 22 decesos a causa de la enfermedad.EFE

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí