Seúl,El presidente surcoreano, Moon Jae-in, subrayó hoy la dificultad a la hora de conceder el perdón presidencial al líder de Samsung, Lee Jae-yong, que se encuentra en prisión y cuya liberación se ha pedido desde diversos sectores para favorecer a la economía nacional.

Sacar a Lee de la cárcel «depende de la autoridad del presidente, pero no es un asunto que el presidente pueda decidir fácilmente y a voluntad», explicó Moon en rueda de prensa tras pronunciar un discurso para marcar su último año como presidente.

Diversas voces en Corea del Sur pertenecientes al ámbito empresarial e incluso religioso han realizado peticiones para que Lee salga de la cárcel y Samsung Electronics goce así de mayor agilidad al tomar decisiones sobre inversiones de capital en un momento marcado por la escasez global de chips.

Moon reconoció la importancia de esas voces y del desafío que plantea la actual situación para Corea del Sur, que con Samsung Electronics al frente es uno de los dos mayores productores de semiconductores del mundo.

«Sin embargo, no podemos dejar de pensar en equidad, precedentes pasados y consenso público», afirmó el mandatario, que no puede ser reelegido y abandonará el cargo el 9 de mayo de 2022.

El padre de Lee Jae-yong, el recientemente fallecido Lee Keun-hee, ya obtuvo un perdón presidencial en 2009 tras ser condenado por evasión fiscal y malversación.

Lee Jae-yong deberá estar en prisión hasta julio de 2022 tras ser condenado el pasado enero por sobornar a la red creada en torno a la expresidenta surcoreana Park Geun-hye, en prisión desde 2017.

Con respecto a una amnistía para Park y el otro expresidente surcoreano actualmente encarcelado (también por corrupción), Lee Myung-bak, Moon dijo que «hay muchos esperando el perdón, y también hay muchos en contra» y se comprometió a aplicar los mismos principios que en el caso de Lee a la hora de valorar una decisión.

Durante el discurso ofrecido hoy, Moon ha prometido que en el último año de mandato se centrará en potenciar el crecimiento económico para que el producto interior bruto (PIB) crezca un «4 % o más» este año.

También dijo que acelerará la campaña de vacunación en Corea del Sur contra la covid-19, donde solo un 7,2 % de la población adulta ha recibido al menos un pinchazo, para que ese volumen supere el 25 % el 1 de julio.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí