Roma,- El Ministerio de Sanidad italiano ha prolongado hasta el 15 de mayo la obligatoriedad de una prueba de coronavirus realizada 48 horas antes de la llegada y una cuarentena de cinco días a la que deberá seguir otro test para todas las personas que procedan de países de la Unión Europea.

Esta medida expiraba mañana 30 de abril y ha sido prorrogada por quince días más, confirmó hoy el ministro de Sanidad, Roberto Speranza, en un comunicado.

La medida prolongada, aprobada para la pasada Semana Santa, establece una cuarentena de cinco días a quienes hubieran pasado las últimas dos semanas en uno de los veintisiete países de la Unión Europea.

Por otro lado, el ministro ha prohibido la entrada en Italia a quienes procedan de Sri Lanka, una medida ya aplicada para los viajeros de la India y Bangladés y con la que se quiere poner coto a la cepa india.

Solo se permitirá la entrada en Italia desde estos países a quienes tengan la nacionalidad italiana.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí