Santo Domingo.- El suspendido director del Instituto Agrario Dominicano (IAD) Leonardo Faña, acusado por el Ministerio Público de supuesta agresión sexual contra una exempleada de ese organismo, fue favorecido este miércoles con la libertad condicional.

La Tercera Sala Penal de la Corte de Apelación del Distrito Nacional dispuso que varió la prisión preventiva que pesaba contra Faña por una fianza de 500,000 pesos y presentación periódica la Fiscalía.

Los abogados del suspendido funcionario afirmaron que el tribunal “pudo comprobar” que las acusaciones en contra de su defendido “no eran coherentes”.

Decenas de personas se apostaron en los alrededores del Palacio de Justicia de Ciudad Nueva en la capital, para exigir la libertad del acusado, quien fue suspendido temporalmente del cargo por el presidente Luis Abinader, luego de que el propio Faña se lo solicitara a través de una carta.

Quienes acudieron en defensa de Faña afirmaron que su prisión era producto de sus actuaciones desde el IAD en favor de los productores dominicanos.

En marzo pasado, Faña fue apresado y dictado en su contra dos meses de prisión preventiva a cumplir en la cárcel de Najayo, San Cristóbal.

La denuncia por agresión sexual contra Faña fue presentada el 18 de enero ante la Unidad de Atención y Prevención de la Violencia de Género, dependencia que la tramitó ante la Procuraduría Regional de la Corte de Apelación del Distrito Nacional por tratarse entonces de un funcionario gubernamental.

La denunciante era la gerente financiera del IAD, María Isabel Flores, quien terminó retirando la querella, según informó el pasado 27 de enero el Ministerio Público que decidió, sin embargo, seguir el caso.

Según la querella, tras designarla en el cargo, Faña le hizo constantes llamadas a la mujer para reunirse fuera del horario laboral.

Flores accedió a reunirse con el funcionario el 4 de enero para coordinar unos trabajos, pero este, según la denuncia, la condujo a una cabaña, a la que la mujer se negó a entrar.

Posteriormente, la llevó a un restaurante en Bonao, donde “le dio a comer una comida y a beber una especie de vino” que presuntamente llevaba en su vehículo, lo que provocó que “perdiera el conocimiento y la fuerza”, situación que aprovechó para, supuestamente, agredirla sexualmente.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí