Yamena, Los chadianos están votando hoy en calma, pero con una fuerte presencia policial y militar, para elegir al presidente que dirigirá Chad los próximos seis años, en una jornada marcada por la escasa afluencia en los colegios electorales.

En Yamena algunos colegios electorales abrieron este domingo con un poco de retraso por la falta del material electoral o la demora de los miembros de las mesas.

Otros colegios no habían abierto aún sobre las 9:00 hora local (8:00 GMT), a pesar de que la apertura estaba prevista a las 7:00.

‘Estamos aquí desde hace una hora, nos han dicho que esperemos, que el material no está disponible. Sin embargo, queremos votar rápidamente y seguir con nuestras ocupaciones”, declaró a Efe Juliette, ciudadana de unos cuarenta años que fue a votar en el séptimo distrito de la capital chadiana.

En otros barrios, sin embargo, los colegios electorales abrieron a las 7:00, pero hubo poca afluencia de votantes.

“Hemos abierto a la hora indicada pero, como puedes ver, los votantes vienen a cuentagotas. Ya ha pasado más de una hora pero sólo hemos registrado 37 electores”, explicó a Efe Simplice Togoum, miembro de una mesa electoral del noveno distrito.

A pesar del llamamiento al boicot de la oposición y de un intento de manifestación esta mañana en la capital, dispersada rápidamente, la jornada electoral se desarrolla en la calma.

Tampoco se ha informado de incidentes en las otras localidades del país centroafricano.

“Estoy contenta de cumplir con mi deber cívico y deseo una alternancia en el liderazgo del Estado al final de estas elecciones”, confió a Efe Marlyse, una estudiante de 27 años.

El joven funcionario Alladoum Dieudonné declaró a Efe que fue a votar por el presidente Driss Déby.

“Es el único hombre capaz de conducir el país durante los próximos seis años”, aseguró.

Acompañado por su esposa, el presidente saliente votó en torno a las 9:00 de la mañana en el barrio presidencial situado en el segundo distrito, invitando a los electores a acudir masivamente a las urnas.

“He venido a cumplir con mi deber como todos los chadianos. Confío en nuestro victoria en la primera vuelta”, declaró Déby a la salida del colegio electoral.

Déby, que llegó al poder en diciembre de 1990 tras derrocar a través de un golpe de Estado al exdictador Hissène Habré, busca su sexto mandato y se enfrenta a otros seis candidatos de la oposición, que difícilmente lograrán imponerse al mandatario.

“El cambio tan esperado por la población chadiana ya está aquí. Vamos a ganar”, dijo, no obstante, a la prensa después de depositar su voto el líder de la oposición, Félix Nialbe Romadoumngar.

Desde las primeras elecciones democráticas que se celebraron en 1996, Déby ha ganado todos los comicios acusado reiteradamente de fraude por la oposición.

Además, ha modificado dos veces la Constitución, eliminando en 2005 el límite de dos mandatos de cinco años e instaurando en 2018 el mandato presidencial de seis años renovable una vez, lo que le permitiría mantenerse en el poder hasta 2033.

El régimen de Déby ha sido criticado por organizaciones como Amnistía Internacional por la prohibición de reuniones pacíficas “de forma reiterada”, así como por la detención de defensores de los derechos humanos, activistas y periodistas, “algunos de los cuales fueron considerados presos de conciencia”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí