Redacción Internacional-Miami FL.- Aumenta la preocupación por el inminente colapso de un estanque con desechos químicos de una vieja planta de procesado de fosfatos tiene en alerta a una zona de la costa oeste de la Florida, donde se han ordenado evacuaciones y los accesos están cortados.

Según el canal de Tampa, que está a unos 25 kilómetros al sur de Piney Point, donde se encuentra la planta, desde el aire se veía a primeras horas de la mañana como el liquido estaba escurriendo fuera de la balsa.

La zona fue declarada en emergencia este sábado por el gobernador de la Florida, Ron DeSantis, quien visitará este domingo el lugar y ofrecerá una rueda de prensa para informar de la situación.

El congresista republicano Vern Buchanan, que representa a la zona en el Congreso, informó de que la Agencia Federal de Medio Ambiente decidió enviar un coordinador a Piney Point desde Atlanta (Georgia) para evaluar la situación.

La planta de fosfatos pertenece a la compañía HRK Holdings y no está en funcionamiento desde 2001, pero sus desechos químicos muy peligrosos están en varios estanques de retención alrededor de las instalaciones.

En uno de ellos, que contiene unos 800 millones de galones de químico peligroso, se descubrieron varias grietas en los últimos días, lo que se suma a las filtraciones que ya presentaba en su fondo, según los medios.

Ante el temor de que la balsa colapse “en cualquier momento”, según portavoces del condado Manatee, desde este sábado se vienen realizando descargas controladas por tuberías que desaguan en Port Manatee, en la bahía de Tampa.

Aproximadamente se están sacando 22.000 galones por minuto del estanque, de acuerdo con Spectrum News.

El estanque contiene agua usada en el procesado de los fosfatos, agua de mar extraída durante el drenaje de un puerto cercano y agua de lluvia y de desagües de tormentas.

Según el Departamento de Medio Ambiente de Florida, es un agua ligeramente ácida y con contenido en amoniaco, fósforo y nitrógeno, y pueda ser “preocupante”.

Sin embargo, diversos medios de la zona dicen que la balsa contiene también un tipo de yeso peligroso.

Las viviendas y negocios en un radio alrededor de la planta que fue ampliado a 1,6 kilómetros este sábado ya fueron evacuados y los accesos a la zona están cerrados.

Según el canal televisivo Spectrum, de las 15 a 20 viviendas inicialmente incluidas en la orden de evacuación se ha pasado a más de 300.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí