Sarajevo,- Tras mantener la vida social y comercial abierta sin tener en cuenta el coronavirus durante meses, Bosnia-Herzegovina pasa ahora por los peores momentos de la pandemia, con decenas de muertos cada día y los hospitales al borde de sus capacidades.

Según informan hoy las televisiones locales del país balcánico, uno de los más pobres de Europa, solo en el principal hospital de Sarajevo murieron anoche 14 pacientes con infecciones de covid-19.

En todo el país fallecieron esta semana a diario en torno a 70 personas, colocando a Bosnia en la parte alta de países más afectados por la pandemia en Europa.

Según “Our World In Data”, el país de 3,3 millones de habitantes es el tercer Estado europeo con la mayor tasa de fallecidos por millón de habitantes, solo por detrás de República Checa y Hungría.

Este viernes fueron registrados 1.860 nuevos casos y 76 fallecidos, todo ello en medio de muy pocos test de coronavirus, lo que hace pensar a los expertos que el nivel verdadero de contagios es mucho más elevado.

En enero se contabilizaban apenas 300 casos diarios, en febrero unos 700 por día, y desde marzo el número supera siempre los mil.

Pese a ello, solo esta semana fueron reforzadas finalmente las medidas para frenar la propagación del virus.

HOSPITALES AL BORDE DEL COLAPSO

Los hospitales de Sarajevo, la región más afectada, están al borde del colapso por el creciente número de contagios.

La jefa del Departamento de Anestesiología de la principal clínica de Sarajevo, Amela Katica Mulalic, explicó hoy a Efe que todos los respiradores de que disponen están en uso.

“Una persona muere, y hasta que llegue la empresa funeraria mueren otras dos. Eso no se puede describir”, relató Mulalic la dramática situación.

Agregó que al personal sanitario le frustra el ambiente de incumplimiento de las medidas en la ciudad y en todo el país, donde la vida social continúa como si no existiera una pandemia.

“Creo que las medidas rigurosas debían haber sido aplicadas ante y eso no ha ocurrido, y ahora pagamos el precio”, dijo la doctora.

MESES SIN RESTRICCIONES

También el jefe de la Clínica de Enfermedades infecciosas, Rusmir Baljic, criticó que el cuerpo de gestión de crisis “no ha respondido al desafío, sus proyecciones fueron erróneas”.

Además, cuando se empezó a hablar de las vacunas, “los ciudadanos se relajaron mucho, como si hubieran pensando que ya no existía la covid”, dijo el médico a Efe.

En Sarajevo, el pasado 20 de marzo fue impuesto un toque de queda nocturno, el cierre de centros comerciales, cafés y restaurantes, y tres días más tarde de gimnasios y otros centros recreativos.

Pero durante los meses del invierno, los centros de esquí cerca de la capital y en otras regiones estaban atrayendo a miles de turistas de países vecinos.

No había ningún tipo de restricciones de movimiento en el país ni para entrar en el mismo, y no se respetaban limitaciones de aforo en los locales gastronómicos y comerciales.

SIN VACUNAS HASTA AHORA

A diferencia de la vecina Serbia, donde ya han vacunado a 1,35 millones de los 7 millones de habitantes, en Bosnia apenas ha comenzado la campaña de inmunización por la falta casi completa de vacunas.

Por el momento, el país dispone solo de unas 100.000 dosis, incluido un primer contingente de unas 50.000 dosis que llegó a Sarajevo en el marco del mecanismo global Covax.

Ante la preocupación ciudadana por la falta de vacunas y por el empeoramiento de la situación, decenas de personalidades públicas, como médicos, deportistas, académicos y actores, presentaron esta semana una denuncia penal contra varios miembros del Gobierno central.

Les acusan de no haber protegido a la población contra la pandemia con la adquisición de vacunas.

“El abuso del cargo tiene como efecto la propagación incontrolada de la enfermedad infecciosa, la muerte de muchas personas, privación de la protección sanitaria y el colapso del sistema sanitario”, señala la denuncia.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí