La Habana. La edad promedio de los dirigentes del Partido Comunista de Cuba (PCC, único legal) es de 42,5 años, lo que “manifiesta una tendencia decreciente” según la formación, que celebrará en menos de un mes su VIII Congreso con la renovación generacional entre sus principales retos.

Un artículo publicado este jueves en el diario estatal Granma, órgano oficial de comunicación del PCC, señala que casi todos los actuales dirigentes del partido a nivel municipal y provincial “nacieron después del triunfo de la Revolución” en 1959, y de estos, 1.501 tienen menos de 40 años.

El texto no menciona el promedio de edad en el caso de la cúpula nacional de la formación, de la que forman parte numerosos veteranos de la “vieja guardia” que superan los 70 y 80 años, y en algún caso los 90.

En 2016, durante el anterior congreso del PCC, su líder, Raúl Castro, advirtió de que ese cónclave sería “el último de la generación histórica”, estableció límites de edad para ocupar altos cargos y definió el relevo generacional como “estratégico”.

Está previsto que en abril próximo el menor de los Castro, que en junio cumplirá 90 años, traspase el liderazgo del todopoderoso partido al presidente cubano, Miguel Díaz-Canel.

Las nuevas reglas fijan en 60 años la edad máxima para ingresar al Comité Central del Partido Comunista (PCC, único) y establecen un límite de 70 para desempeñar puestos de dirección en la organización.

El texto de Granma incluye también otras estadísticas sobre la dirigencia del PCC, como que el 81 % tienen nivel universitario, el 54,2 % son mujeres y el 47,7 % son negros y mulatos, “en correspondencia con las características de la sociedad cubana actual”.

El 23,5 % de los cargos de dirección militó antes en la Unión de Jóvenes Comunistas (UJC), reseña el diario oficial, que afirma que “la obra emancipadora de la Revolución cubana siempre ha contado con manos jóvenes para sostenerla y continuarla” y anticipa “un escenario aún más complejo y retador para los próximos años”.

El VIII Congreso del PCC se celebrará del 16 al 19 de abril con una agenda que incluye, además del relevo generacional, asuntos como el análisis de los resultados de las reformas económicas planteadas hace una década -en medio de la grave situación económica que vive el país- o el fortalecimiento ideológico.

La cita tendrá lugar en La Habana, actual epicentro de la pandemia de coronavirus en Cuba, pero hasta el momento no se ha precisado si tendrá formato presencial, virtual o una combinación de ambos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí