París.- Francia registró 333 muertos por covid en las últimas 24 horas en hospitales, mientras la presión hospitalaria se mantiene en niveles muy elevados, sobre todo en algunas regiones, como la de París, donde el número de pacientes en cuidados intensivos supera los de la segunda ola.

El número de nuevos contagios registrado fue de 6.471, en descenso con los días anteriores a causa de la bajada de los test en los domingos, para totalizar 4.078.133 desde el inicio de la pandemia, indicaron las autoridades sanitarias.

El coronavirus ha provocado ya 90.762 muertes en el país, de los cuales 65.451 se registraron en hospitales, a la espera de que este martes se actualicen los datos de los últimos 4 días en residencias de la tercera edad.

Francia no ha tenido tercera oleada de pandemia, pero las medidas adoptadas hasta ahora, como el cierre de bares, restaurantes y otros lugares de ocio y el toque de queda a las 18.00 horas, no logran bajar el número de contagios por encima de los 20.000 de media.

En los últimos días, la incidencia se ha elevado de forma ligera, con una fuerte presencia de la variante británica del virus, lo que se produce en un momento en el que algunas regiones soportan una importante presión.

En total, el país cuenta con 25.469 pacientes hospitalizados por covid, 480 más que la víspera, después de que en las últimas 24 horas 1.676 fueran ingresados con esta enfermedad.

La situación es particularmente grave en las unidades de cuidados intensivos, donde 4.219 pacientes están internados con esta enfermedad, 92 más que la víspera, tras haberse registrado 401 ingresos nuevos.

La situación es especialmente grave en la región de París, donde 1.152 pacientes están en cuidados intensivos, una cifra que no se alcanzaba desde el pasado 13 de noviembre, en el pico de la segunda oleada.

Pese a que los hospitales se vieron obligados a desprogramar otras intervenciones y dedicar esfuerzos suplementarios a acoger a enfermos de covid, el Gobierno se vio obligado a trasladar a un centenar de pacientes a otras regiones del país con menos incidencia.

Los primeros traslados tuvieron lugar el pasado fin de semana por avión y helicóptero y proseguirán en los próximos días por vía aérea, antes de que en los próximos días se acelere con la incorporación de vagones ferroviarios medicalizados.

Pese a que es una de las que tiene una incidencia más alta, la región de París se ha librado por ahora de restricciones suplementarias, aplicadas en otros territorios, como en el departamento de Paso de Calais, al norte del país, o el litoral de Niza, en la costa Mediterránea.

En esos dos lugares, las autoridades impusieron confinamientos los fines de semana y ordenaron el cierre de todo establecimiento de más de 5.000 metros cuadrados, la mitad que en el resto de las zonas rojas.

Los medios especulan estos días con un posible confinamiento en la región de París, mientras el presidente, Emmanuel Macron, se limitó este lunes a asegurar que en los próximos días se tomarán medidas suplementarias, sin especificar cuales, y se dará un calendario claro a la población.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí