Londres.- El Reino Unido criticó este jueves la reforma electoral aprobada hoy por China para Hong Kong, que le permitirá reforzar su control sobre la antigua colonia británica, y la consideró “el último paso de Pekín para vaciar” el espacio democrático en ese territorio.

El ministro británico de Exteriores, Dominic Raab, señaló en un comunicado que la modificación “sólo puede minar más la confianza en que China cumpla sus responsabilidades internacionales y sus obligaciones legales como miembro destacado de la comunidad internacional”.

“Esto es el último paso de Pekín para vaciar el espacio para el debate democrático en Hong Kong, en contra de las promesas hechas por la propia China”, expresa la escueta nota del Gobierno británico.

China aseguró que la reforma electoral para Hong Kong está orientada a “perfeccionar” el principio de autonomía bajo el que se rige el territorio y a garantizar que los “patriotas” lo gobiernen.

En una rueda de prensa posterior a la clausura de la Asamblea Nacional Popular (ANP, Legislativo), el primer ministro del país asiático, Li Keqiang, afirmó que Pekín seguirá “aplicando totalmente el principio ‘un país, dos sistemas’, bajo el que los hongkoneses administran Hong Kong con un alto grado de autonomía”.

Las autoridades chinas han presentado el plan como una “mejora” del sistema electoral hongkonés, aunque sus detractores aseguran que restringirá el margen de maniobra de la oposición prodemocrática y minimizará las posibilidades de que esta se haga con una mayoría en el Consejo Legislativo, el Parlamento local.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí