Asunción,- Autoridades de Asunción y Central, epicentro de la covid-19 y la zona más poblada de Paraguay, alertaron este miércoles de “estadísticas alarmantes” de casos y una extrema ocupación de camas y terapias, por lo que redoblaron el llamado a la ciudadanía a cumplir los protocolos preventivos para evitar más muertes y colapso hospitalario.

La reunión entre esas autoridades con el nuevo ministro de Salud, Julio Borba, se produjo un día después de que el Gobierno comunicara el estado de alerta roja sanitaria a nivel nacional, en base a el incremento sostenido de contagios en los últimos días.

Horas después de esa declaración, el Ministerio registró 2.125 contagios, 1.250 hospitalizados en sala y 324 en cuidados intensivos, las cifras más altas de la pandemia desde que en marzo se detectara el primer caso

El total de casos asciende a 171.985 y el de decesos a 3.360, en una población de unos siete millones de habitantes y en un escenario en el que las vacunas solo han sido aplicadas al personal de blanco.

En ese contexto, Hugo Javier González, gobernador de Central, recordó que ese departamento y Asunción agrupan el 70% de los casos del territorio nacional.

El gobernador apeló a la ciudadanía a respetar las medidas en vigor, como la limitación horaria de circulación nocturna o el uso de tapabocas y evitar los desplazamientos innecesarios ante un escenario de “estadísticas alarmantes” y de “real colapso” hospitalario.

Por su parte, el ministro de Salud señaló que la reunión obedeció a la urgencia de intensificar acciones institucionales dentro de lo que anticipó como una nueva serie de recomendaciones que planteará al Ejecutivo que preside Mario Abdo Benítez de cara a nuevos decretos.

VACUNAS Y ESCUELAS

Preguntado por la llegada de remesas de vacunas, Borba prefirió no adelantar la marcha de las gestiones para no crear expectativas luego no cumplidas.

El país sudamericano está en la cola de la región en la campaña de inmunización, que solo afecta al personal sanitario tras la llegada de 20.000 vacunas donadas por Chile y 4.000 dosis de la Sputnik V.

Esa demora, y en especial la crisis sanitaria, con desabastecimiento de insumos médicos en los centros de salud pública, originaron un descontento del personal sanitario y de familiares de pacientes que derivaron en la renuncia del anterior ministro de Salud, Julio Mazzoleni.

La renuncia no frenó las movilizaciones en marcha, protestas que se realizan desde el viernes en el centro de Asunción con el reclamo de la dimisión de Abdo Benítez y del vicepresidente, Hugo Velázquez, del conservador Partido Colorado.

En medio de esas protestas, Abdo Benítez anunció el sábado cambios en su gabinete, confirmando el lunes a Borba, que ocupaba la cartera de forma interina desde la salida del cargo de Mazzoleni.

Otro de los cambios fue el del Ministerio de Educación, ocupado desde este miércoles por Juan Manuel Brunetti, en sustitución de Eduardo Petta.

Tras su juramento del cargo, esta mañana en el Palacio de Gobierno, Brunetti dijo a los medios que se reunirá en breve con Borda para evaluar la continuidad de las clases presenciales, que se reiniciaron a primeros de este mes junto a la fórmula virtual.

Las autoridades atribuyen el aumento de casos de covid al relajamiento ciudadano, y no se descarta que en el país circule la cepa brasileña debido a los paraguayos que en esta época estival se trasladaron al país vecino.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí