Islamabad.- Miles de mujeres se manifestaron este lunes a lo largo de Pakistán en unas festivas protestas en las que reclamaron sus derechos, a pesar de las ya tradicionales amenazas de los más conservadores contra las activistas por supuestamente atacar al islam.

En Islamabad, unas 500 personas bailaron, cantaron y marcharon por la capital al grito de “libertad, libertad” y “mi cuerpo, mi elección”, en una nueva edición de la Marcha Aurat (mujer, en urdu), que desde su inicio en 2018 ha enfadado a los más conservadores del país.

“Este año, una vez más, las mujeres han salido a protestar a pesar de las amenazas y las dificultades para luchar por las mujeres de este país”, dijo a Efe una de las organizadoras de la marcha Alia Amirali.

La activista dijo que la mayoría de las mujeres paquistaníes, muchas de ellas muy pobres, “sufren todo tipo de violencia”, un hecho que esperan cambiar con sus protestas.

Este año las demandas de las feministas estuvieron centradas en la salud debido a la pandemia del coronavirus, desde las trabajadoras sanitarias que se han enfrentado a una situación sin precedentes, hasta la falta de inversión en el sector médico en todo el país que según ellas afecta especialmente a las mujeres.

A lo largo del país se celebraron también marchas de mujeres en ciudades como Karachi (sur) o Lahore (este).

Días antes, la etiqueta #ForeignFundedAuratMarch (Marcha Aurat financiada con fondos extranjeros) fue una de las tendencias en la red social Twitter con miles de personas, hombres en gran parte, que acusaban a las feministas de cometer actos inmorales y contra el islam por celebrar el Día de la Mujer, actos por los que supuestamente reciben fondos provenientes de naciones extranjeras.

“La gente que participa en la Marcha Aurat no son liberales, sino gente vulgar, corrupta, deshonesta y agentes enemigos del islam y Pakistán”, escribió un usuario de Twitter.

Otro acusó a las mujeres de la marcha de “tener pensamientos sucios”, sin especificar cuáles o la relación entre protestar por derechos y los pensamientos “turbios”.

A pesar de los insultos en las redes, la situación no llegó a los extremos del año pasado cuando los islamistas contraprogramaron su propia protesta y acabaron apedreando la marcha de la mujer, con el resultado de tres heridos leves.

En Pakistán las mujeres sufren altos niveles de violencia, como violaciones, asesinatos o secuestros, según el informe sobre los derechos humanos en Asia de Amnistía Internacional (AI).

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí