Washington- La última portavoz de la Casa Blanca bajo el mandato del expresidente estadounidense Donald Trump, Kayleigh McEnany, se sumará próximamente al elenco de comentaristas de la cadena de televisión Fox News, la más seguida por los conservadores en Estados Unidos.

Una de las presentadoras de la cadena, Harris Faulkner, anunció este martes la próxima incorporación de McEnany al canal, que fue el favorito de Trump durante buena parte de su Presidencia, aunque en sus últimos meses en el poder lo criticó cada vez más.

“Es un placer absoluto dar la bienvenida a Kayleigh McEnany a la familia de Fox. La veremos mucho más por aquí”, dijo Faulkner durante su programa diario, en el que entrevistó este martes a la exportavoz de la Casa Blanca.

Fox News no dio más detalles sobre el papel que asumirá McEnany, quien ya fue comentarista televisiva en la cadena CNN antes de unirse al entorno de Trump.

McEnany, de 32 años, se convirtió en abril de 2020 en la cuarta portavoz de la Casa Blanca de Trump, y se hizo famosa por su defensa impertérrita de las posturas del mandatario, incluso cuando este empezó a cuestionar sin pruebas el resultado de las elecciones del pasado noviembre.

La exportavoz de la Casa Blanca, que anteriormente trabajó como vocera de la campaña de reelección de Trump y del Comité Nacional Republicano (RNC, secretariado), dio su última rueda de prensa el día después del asalto al Capitolio del pasado 6 de enero.

En una breve comparecencia ante la prensa en la que no aceptó preguntas, McEnany describió el ataque de los seguidores de Trump al Capitolio como “indignante, condenable y antitético al modo de vida estadounidense”.

En su entrevista de este martes con Fox News, la primera que ha dado desde que dejó la Casa Blanca, McEnany aseguró que los asesores del expresidente esperaban que la protesta de seguidores de Trump del 6 de enero fuera pacífica, y quedaron “en shock, tristes y horrorizados” tras ver la violencia.

McEnany trataba así de lavar su propia imagen y la de Trump que, según múltiples fuentes citadas por varios medios, disfrutó de contemplar el asalto al Capitolio e ignoró el consejo de varios asesores que le pedían actuar para frenarlo.

El expresidente fue absuelto en febrero del cargo de incitar el asalto al Capitolio en un juicio político en el Senado, donde los demócratas no lograron la mayoría de dos tercios que necesitaban para condenar e inhabilitar políticamente a Trump por su responsabilidad en el ataque, que dejó cinco muertos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí