París,- Entre un 15 y un 20 % de la población francesa está inmunizada contra el coronavirus, según el director general de Sanidad, Jérôme Salomon, que considera que con las nuevas variantes será necesario para una protección global alcanzar un nivel más elevado de lo que se creía, del 80 %.

En una entrevista publicada este domingo por Le Journal du Dimanche, Salomon califica la situación epidémica actual en Francia de “mucha tensión” por el número de contagios (el lunes pasado hubo 30.000), la fuerte presión sobre los hospitales (hay 25.000 enfermos de covid y 3.450 en las ucis).

Además, está el fenómeno creciente de las variantes, teniendo en cuenta que con los últimos datos disponibles la británica ya supone el 53 % de los contagios en Francia.

En ese contexto, pone el acento en que las “medidas de freno fuertes” que ha impuesto el Gobierno, y en particular el toque de queda -que actualmente va de las 6 de la tarde a las 6 de la mañana en todo el territorio-, “responden bien” al desafío que plantean las reuniones privadas.

Es más, afirma que el toque de queda francés “interesa” a otros países vecinos “sorprendidos por sus efectos”.

El director general de Sanidad también destaca que con las restricciones en vigor se ha ganado tiempo para evitar un nuevo confinamiento, que sería el tercero en Francia.

Sobre todo porque con el comienzo de la campaña de vacunación han sido inmunizadas el 80 % de las personas que viven en residencias, y eso tiene “consecuencias ya visibles” en la reducción de la mortalidad y en las admisiones en los hospitales de esa población.

Pone el acento en que un confinamiento permite romper la dinámica epidémica cuando está fuera de control, y por eso es “el arma absoluta cuando la curva se dispara”. Pero tiene muchos efectos y por eso el Ejecutivo no quiere activarlo de nuevo más que como último recurso.

El Gobierno francés ha puesto una veintena de departamentos en los que vive el 40 % de la población en “vigilancia reforzada” y si la situación allí continúa empeorando en los próximos días se aplicarán nuevas restricciones.

En particular un confinamiento domiciliario los fines de semana, que ya se ha impuesto desde este viernes por la tarde y hasta la madrugada del lunes en las ciudades de Niza y Dunkerque y en sus áreas circundantes.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí