Redacción Internacional-España.-Barcelona ha vivido hoy la quinta noche consecutiva de protestas por el encarcelamiento del rapero Pablo Hasel, que se ha saldado con disturbios y saqueos en decenas de tiendas del centro de la ciudad, sobre todo del paseo de Gracia, y con daños en el edificio modernista del Palau de la Música.

Las protestas han tenido lugar en diversas ciudades catalanas, como Lleida, Tarragona, Sabadell (Barcelona) o Girona, pero la más multitudinaria ha sido la de Barcelona, que ha congregado a unas 6.000 personas, según la Guardia Urbana.

Pese al llamamiento de los organizadores a evitar altercados, poco después del inicio de la protesta, convocada para las 7.00 PM horas, grupos de encapuchados han comenzado a quemar contenedores, enfrentarse con la policía, destrozar mobiliario urbano y atacar establecimientos comerciales en los aledaños de la céntrica plaza de Cataluña.

La vía más afectada ha sido el paseo de Gracia, donde se concentran las principales marcas de lujo y donde buena parte de las tiendas han sido vandalizadas y saqueadas, como es el caso de Nike, Desigual, Tous, Versace, La Perla, Max&Co, Hermes o Kenzo.

Los destrozos se han producido a lo largo de todo el paseo de Gracia, que transcurre desde la plaza de Cataluña hasta la Diagonal, donde los encapuchados han formado también varias barricadas quemando contenedores y mobiliario urbano.

Además, han prendido fuego a las puertas del edificio de la Bolsa de Barcelona, aunque las llamas no han afectado al interior del inmueble y han podido ser sofocadas poco después por los Bomberos.

La Asociación Paseo de Gracia, que agrupa 180 comercios de esta emblemática vía de Barcelona y su entorno, ha cuantificado en “varios millones” los daños causados esta noche en los disturbios, de los que responsabilizan a la “irresponsabilidad” de varios grupos políticos.

En declaraciones el presidente de la asociación, Luis Sans, ha asegurado que los comerciantes están “absolutamente consternados” por lo ocurrido este sábado.

“De alguna manera -ha indicado- esta escalada de violencia se veía venir porque ha habido una gran irresponsabilidad por parte de políticos y grupos políticos en no condenar la violencia desde el primer momento. Esto no va de derecho de expresión y manifestación, va de violencia”.

Además del paseo de Gracia, los manifestantes han roto algunos cristales del edificio modernista del Palau de la Música y han causado daños en comercios de otras zonas como el Portal de l’Àngel o la calle Pelai.

La Fundación Orfeó Català-Palau de la Música ha condenado “enérgicamente” la violencia en “todos sus formatos” y ha lamentado con “profunda tristeza” los incidentes ocurridos en el edificio, donde un grupo de encapuchados ha roto “cristales y vidrieras históricas” a pedradas.

Los incidentes se han producido después del concierto que se ha celebrado este sábado del ciclo “Simfònics al Palau”, cuando la mayoría del público ya había abandonado el edificio modernista.

A pesar de ello, unas 300 personas se han tenido que quedar resguardadas dentro del inmueble, que ha cerrado sus puertas hasta que el “alboroto ha acabado”.

Los Mossos d’Esquadra y la Guardia Urbana de Barcelona han detenido esta noche a once personas en toda Cataluña por los incidentes derivados de las protestas.

La mayoría de las detenciones, ocho, se han llevado a cabo en la capital catalana por actos de pillaje. Además, la policía autonómica ha arrestado a una persona en Lleida y dos en Tarragona, todas ellas menores de edad.

El consejero de Interior, Miquel Sàmper, ha asegurado que la mayor parte de los detenidos tras las protestas de hoy en Barcelona son delincuentes comunes con antecedentes por robo.

Y es que a los grupos “perfectamente identificados” de manifestantes potencialmente violentos relacionados con las protestas iniciales por el encarcelamiento de Pablo Hasel, ha explicado Sàmper, se han sumado otros con una pretensión “puramente delictiva”.

“Ha habido un conglomerado, una unión de grupos muy diferentes, y hoy han dominado los que ejercen la violencia de forma gratuita para hacer pillaje y vandalismo. Esto no es derecho de manifestación, es violencia”.

En Barcelona, los alborotadores se han desplazado también hasta el barrio de Gracia de Barcelona, donde se han producido enfrentamientos con los Mossos d’Esquadra, que han cargado contra manifestantes que habían quemado contenedores, cajeros automáticos y motocicletas, además de montar barricadas con vallas.

En la plaza de Lesseps, los agentes han lanzado proyectiles de foam para contener a los manifestantes. Cerca de este punto se han producido también cargas policiales que han causado un apiñamiento de manifestantes.

En Lleida, los incidentes se han concentrado ante la Subdelegación del Gobierno, donde los manifestantes han realizado un lanzamiento masivo de piedras. Además, en la avenida Valencia de esta localidad han quemado contenedores.

Los incidentes se han reproducido en Tarragona, donde también ha habido escenas de contenedores quemados y lanzamiento de objetos contra la policía.

En Cubelles (Barcelona), donde un grupo de personas iba a cortar la C-31, un vehículo ha atropellado a uno de los manifestantes, que ha resultado herido de carácter leve en una pierna, por lo que ha requerido atención del Sistema de Emergencias Médicas (SEM).

Los Mossos d’Esquadra han abierto una investigación para averiguar lo ocurrido.

Según el Sistema de Emergencias Médicas, nueve personas han requerido asistencia médica durante las protestas convocadas este sábado en Cataluña

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.