Redacción Internacional-Moscú.- El líder opositor Alexéi Navalni perdió hoy el recurso de apelación contra la sentencia que hizo efectiva una pena suspendida dictada contra él en 2014, por lo que tendrá que ir a prisión pese a las fuertes presiones internacionales para su puesta en libertad.

El Tribunal de Moscú confirmó el fallo del juzgado Babushkinski que el pasado día 2 ordenó el ingreso en prisión del Navalni por incumplir la condiciones que le imponía la pena suspendida de 3 años y medio de cárcel a la que fue condenado por fraude.

“Rebajaron un mes y medio. Algo es algo”, bromeó Navalni en la “pecera” tras escuchar el dictamen del juez Dmitri Balashov, que precisó que se descontara de la penas el tiempo que ha pasado en prisión preventiva desde que fue arrestado el pasado 18 de enero.

Además, también se tomarán en cuenta los 10 meses que estuvo en arresto domiciliario antes de ser condenado en 2014, por lo que el líder opositor podrá salir en libertad dentro de 2 años, 6 meses y dos semanas.

Según el Código Penitenciario ruso, Navalni debe ser trasladado en un plazo de diez días a su lugar de reclusión permanente, que de momento se desconoce.

A los abogados del político aún les queda un cartucho que quemar: el recurso de casación, pero este tiene prácticamente nulas posibilidades de prosperar.

También es improbable que Navalni pueda obtener el beneficio de la libertad anticipada, ya que esta semana las autoridades penitenciarias etiquetaron al líder opositor como “interno propenso a la fuga”.

Y MULTA DE CASI 11.500 DÓLARES POR DIFAMAR A VETERANO DE GUERRA

Navalni fue declarado culpable en ese juicio, calificado de “farsa” por el político, y condenado a pagar una multa de 850.000 rublos (11.500 dólares), 100.000 menos de lo que había solicitado la fiscalía.

El opositor fue arrestado el 18 de enero pasado a su regreso de Alemania, donde fue tratado durante varios meses de sufrir un envenenamiento en Siberia con una sustancia tóxica militar de la clase Novichok, del que responsabilizó directamente al presidente de Rusia, Vladímir Putin.

El pasado día 2, en el juicio que hizo efectiva la pena suspendida de prisión, Navalni afirmó que Putin pasará a la historia como “Vladímir el Envenenador”.

Su encarcelamiento desató protestas callejeras de los últimos años en Rusia, en el curso de la cuales más de 10.000 personas fueron detenidas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí