Tuxtla Gutiérrez (México),- A través de un video en redes sociales, el presunto responsable del feminicidio de una médica pasante informó este jueves que se entregó a las autoridades en el estado mexicano de Chiapas, sureste del país.

El médico Fernando Cuauhtémoc Pérez Jiménez dejó como evidencia el documento audiovisual de que se entregó “de manera voluntaria” para enfrentar las acusaciones en su contra por el caso de la médica Mariana Sánchez Davalos, asesinada en la comunidad Nueva Palestina, municipio de Ocosingo.

A Pérez Jiménez se le señala como el presunto responsable de la muerte de la joven de 24 años, pasante de medicina, quien fue encontrada sin vida, el 28 de enero, delito por el cual la Fiscalía del Estado de Chiapas emitió una orden de aprensión en su contra.

A 22 días del asesinato, en un comunicado, la FGE, a través de la Fiscalía de la Mujer, indicó que ha dado cumplimiento en el municipio de Ocosingo a la orden de aprehensión en contra de Fernando “N”, “como probable responsable” del delito de hostigamiento sexual en agravio de Mariana “N”.

La Fiscalía recordó que por el caso de Marina hasta el momento ha ejecutado dos ordenes de aprehensión, la primera el 5 de febrero en contra de Analí “N”, por su probable responsabilidad en el delito de abuso de autoridad también en agravio de Mariana “N”.

Además, señaló que se continuará fortaleciendo esta investigación llevando a cabo las acciones necesarias que permitan esclarecerlos hechos.

El caso de Mariana causó indignación en el país desde el hallazgo de su cuerpo, el 28 de enero, porque la joven días antes denunció una violación durante su actividad como pasante en la comunidad Nueva Palestina, municipio de Ocosingo.

La joven, de 24 años y quien estudiaba en la Facultad de Medicina de la Universidad Autónoma de Chiapas, había denunciado ante el Ministerio Público y presentado un reporte en la Secretaría de Salud del estado, a la que pertenecía, pero el primero mostró indiferencia por el caso y la segunda solo le ofreció un mes de vacaciones.

El 2 de febrero, la madre de la víctima exigió a las autoridades que se haga justicia y se castigue a los responsables, mientras que el abogado a cargo denunció irregularidades en el caso como que hubo manipulación de pruebas, del hallazgo (del cuerpo), y que intervinieron el teléfono de la víctima.

Además, la madre recordó que en noviembre su hija le comentó que un compañero de trabajo la estaba hostigando y acosando.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí