Lima.- Cuántos funcionarios peruanos se vacunaron en secreto contra la covid-19 antes de que la ciudadanía pudiera hacerlo, y quiénes fueron, son las preguntas que este lunes se hizo indignado Perú tras conocer la existencia de dosis de “cortesía” que Sinopharm dio de su vacuna mientras se evaluaba su idoneidad.

A lo largo de la jornada se han sucedido las declaraciones de funcionarios, políticos, jerarcas del Estado e incluso la mesa directiva del Congreso rechazando haber sido receptores de la vacuna de Sinopharm, antes del inicio oficial de la inmunización en el país, un hecho que ha destapado otro escándalo político, al tiempo que exigían el esclarecimiento de la situación.

El ministro de Salud, Óscar Ugarte, dio una idea inicial de cuántos funcionarios pueden haber sido vacunados, desde la etapa de los ensayos experimentales hasta hace menos de un mes, con un lote adicional a las dosis utilizadas con los 12.000 voluntarios.

En el Ministerio de Salud se tiene “una idea de quiénes se han vacunado” y estos podrían ser “de 15 a 20” funcionarios, declaró Ugarte en entrevista con RPP Noticias.

INVESTIGACIÓN PARA UBICAR A VACUNADOS

Por su parte, la primera ministra, Violeta Bermúdez, reiteró que se ha ordenado una “investigación profunda” y adelantó que “hasta el momento” solo tienen información de que la recibieron funcionarios del Ministerio de Salud y de la Cancillería, incluida la exministra de Relaciones Exteriores Elizabeth Astete, que renunció por este motivo.

No obstante, la cifra definitiva se conocerá cuando concluya la investigación sumaria encargada a una comisión que “investigará, determinará, cómo llegó ese lote, quién decidió que vaya aquí o allá, a tantos ministerios”, agregó Ugarte.

Los funcionarios que admitan haber sido vacunados dejarán sus cargos en el Ejecutivo, como lo han hecho ya Astete y dos viceministros de Salud.

Mientras, las redes sociales bullían con pedidos para abrir la investigación a otros políticos y congresistas, muchos de los cuales permanecieron extrañamente silenciosos durante varios días respecto a este tema, o al menos para que expresaran públicamente que no habían sido inoculados.

Tal es así que el Congreso terminó aprobando pedir a todos sus miembros enviar una declaración jurada de no haber recibido la vacuna, declaración que posteriormente se cotejará cuando se conozca finalmente el listado de personas que recibieron la “cortesía”.

VIZCARRA ENFRENTA 3 DELITOS

A la par de las investigaciones que han iniciado el gobierno y el Parlamento sobre esta vacunaciones, el Ministerio Público confirmó la apertura de una investigación preliminar contra el expresidente Martín Vizcarra (2018-2020) tras haber revelado que recibió la vacuna en octubre pasado.

La Fiscalía informó que las diligencias preliminares se hacen “por la presunta comisión de los delitos contra la administración pública, colusión y negociación incompatible o aprovechamiento del cargo”.

Por tal motivo, recibirá “las declaraciones indagatorias” de Vizcarra, su esposa Maribel Díaz, y del jefe del equipo investigador de los ensayos de Sinopharm en el país, Germán Málaga.

Además, del ex primer ministro Walter Martos, la exministra de Salud Pilar Mazzetti y del excanciller Mario López, “entre otros”.

HERMANO DE VIZCARRA TAMBIÉN SE VACUNÓ

Después de estar en el candelero desde el jueves en que reveló haber sido inmunizado, Vizcarra publicó un vídeo en sus redes sociales en el que se defendió de las acusaciones de haber recibido directamente las dosis de Sinopharm y reiteró su versión de que fue uno de los voluntarios en los ensayos en el país, algo que ha negado la Universidad Peruana Cayetano Heredia a cargo de ese proceso.

“Le comenté a mi esposa y a mi hermano mayor mi intención de participar de esa fase experimental y ellos decidieron también formar parte de este proceso, así fue que el 2 de octubre recibí la primera dosis”, detalló Vizcarra.

El exmandatario pidió disculpas por no haber informado al país sobre este hecho y dijo someterse a las investigaciones iniciadas aunque considera que no ha cometido delito alguno.

ALLAN WAGNER REGRESA A LA CANCILLERÍA

De otro lado, el presidente peruano, Francisco Sagasti, recompuso este lunes su gabinete, tras la renuncia de la canciller, y tomó el juramento al experimentado diplomático Allan Wagner, que ocupa el ministerio de Relaciones Exteriores por tercera ocasión.

Wagner, de 79 años, declaró a TV Perú que aceptó volver al despacho de Exteriores por “un pedido especial del presidente Sagasti”, de quien es amigo personal, y ante las “circunstancias difíciles”, que afronta su país.

“Esto es algo que hay que investigar, cuáles han sido las circunstancias por las cuales estas personas tomaron esas vacunas… Aquí tiene que haber absoluta transparencia y rendición de cuentas a la ciudadanía, eso es algo que yo personalmente voy a tener que asumir”, expresó tras su juramentación en el cargo.

Wagner es un reconocido diplomático que ya fue ministro de Exteriores de Perú en dos ocasiones, la primera de ellas entre 1985 y 1988, durante el primer gobierno del fallecido político Alan García (1985-1990), tras lo cual volvió a ocupar ese cargo entre 2002 y 2003, en el gabinete de Alejandro Toledo (2001-2006).

El nuevo canciller liderará la estrategia de las negociaciones para la compra de más vacunas, en medio de la crisis generada por la revelación de que funcionarios de los gobiernos de Vizcarra y de Sagasti recibieron dosis de Sinopharm.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.