Lisboa.- Lisboa, la zona de Portugal con mayor índice de contagios y fallecidos en las últimas semanas y con los hospitales colapsados, registra un descenso de infectados y de decesos con respecto a finales del enero, mientras que en el resto del país los registros también caen.

El 28 de enero fue el día más dramático en el que se contabilizó el número máximo de positivos (16.432) y fueron registrados 303 muertos. Lisboa también alcanzó esa jornada el máximo de contagiados (8.621) y llegó a los 153 decesos el pasado 31 de enero.

Las señales positivas también llegan desde los hospitales del país, con las urgencias al borde de su máxima capacidad, ya que ayer bajaron el número de internos hasta las 6.496 ingresados (188 menos) y las unidades de cuidados intensivos rebajaron sus pacientes en 14 personas, hasta los 863 enfermos críticos.

Precisamente, el pasado miércoles llegó a Portugal un contingente alemán de 26 soldados especialistas en medicina intensiva para ayudar en un hospital privado de Lisboa.

Desde que estalló la pandemia se han notificado en Portugal 748.858 positivos y 13.482 muertos, mientras que el país continúa confinado, con las fronteras blindadas y las escuelas cerradas.

Un total de 360.000 personas -en un país de algo más de 10 millones de habitantes- ya han recibido, al menos, una dosis de la vacuna.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí