Pekín.- La sonda china Tianwen 1, con destino a Marte, comenzará “en torno al 10 de febrero” las maniobras de desaceleración para dejarse atrapar por la gravedad del planeta rojo y entrar en la órbita de este.

En un comunicado publicado este jueves, la Administración Nacional del Espacio de China (ANEC) indica que la sonda “está estable y se espera que lleve a cabo una desaceleración en torno al 10 de febrero, entre en la órbita y aterrice en la llanura Utopía, en el hemisferio norte de Marte, en mayo”.

“El lugar de aterrizaje está en el cruce de varios antiguos océanos”, explica la ANEC, por lo que “los científicos creen que este lugar tiene un gran valor científico y es probable que logre resultados inesperados”.

El texto detalla que la misión planea “orbitar, aterrizar y patrullar Marte”.

La Tianwen 1, la primera misión independiente china a Marte, se lanzó el pasado 23 de julio y el 3 de enero ya había superado los 400 millones de kilómetros de trayecto.

La distancia entre la Tierra y Marte depende de las órbitas de ambos planetas y puede variar entre 55 millones y 400 millones de kilómetros.

El director de ciencia y tecnología de la Corporación de Ciencia y Tecnología Aeroespacial de China, Bao Weimin, precisó que la operación de frenado será crucial para el éxito de la misión porque si fracasa, la sonda volará más allá de Marte y se convertirá en una “nave perdida” en el sistema solar.

“Durante la operación, los sistemas de orientación, navegación y control desempeñarán funciones principales, ya que serán responsables de calcular y ajustar cada maniobra”, dijo Bao.

La nave espacial ya ha realizado tres correcciones de mitad de curso y una maniobra orbital en el espacio profundo, según el oficial Diario del Pueblo.

La agencia espacial del país asiático tiene al menos otras tres misiones de ese tipo en cola, sin contar la Tianwen 1: exploración de asteroides en torno a 2024, otra misión a Marte que regrese con muestras para 2030 y otra más ese mismo año que explorará más allá de Júpiter.

En los últimos años, Pekín ha invertido fuertemente en su programa espacial y, en enero de 2019, la sonda lunar Chang’e 4 alunizó en la cara oculta de la Luna, un hito jamás logrado en la historia de la exploración espacial.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.