Lisboa,- Lisboa, con una incidencia de 1.965 positivos por cada 100.000 habitantes, se ha convertido en la zona “roja” de la pandemia en Portugal, con la mitad de los fallecidos y contagiados de covid en el país y hospitales y morgues saturadas.

Según el último informe de la Dirección General de Salud, la capital portuguesa solo es superada por casos puntuales y llamativos como el del municipio de Penedono, en Viseu, al norte del país, que tras un cribado masivo ha arrojado 7.487 positivos por cada 100.000 habitantes.

En el extremo opuesto está Velas, en la isla de São Jorge de Las Azores, donde no se han registrado contagios en las últimas dos semanas.

Especialistas portugueses apuntan que la región de Lisboa y Valle del Tajo puede ser la única zona de Portugal que aún no habría alcanzado el pico máximo de contagios, mientras que en el Centro y Norte la expansión del virus se habría desacelerado desde finales de enero.

Portugal, que el lunes registró 275 muertos, está considerado el país con mayor incidencia del mundo en contagios y muertes por millón de habitantes y tiene las unidades de cuidados intensivos por encima del 85 % de su capacidad.

Varios de sus socios europeos han atendido la llamada de socorro del Gobierno del país, que este miércoles recibirá a un contingente alemán con 26 profesionales de salud y material hospitalario, mientras estudia la propuesta austríaca para trasladar pacientes graves y la oferta de ayuda de España.

Portugal blindó su frontera este domingo para frenar la pandemia y comenzó esta semana la segunda fase de vacunación, que incluye a políticos y altos cargos, una polémica decisión en medio de denuncias diarias sobre el uso indebido de las vacunas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí