Tokio,- El Gobierno nipón anunció este martes que prolongará hasta el 7 de marzo el actual estado de emergencia por covid que afecta a Tokio y otras de las regiones más pobladas del país, por la presión sobre el sistema sanitario pese a la reducción de casos.

La extensión de la alerta sanitaria, vigente desde comienzos de enero, afectará a diez de las 47 prefecturas del país: Tokio, Chiba, Kanagawa, Saitama, Aichi, Gifu, Osaka, Kioto, Hyogo y Fukuoka, explicó el primer ministro japonés, Yoshihide Suga, en el Parlamento nacional.

“Quiero hacer todo lo posible por poner punto y final a la expansión del coronavirus”, dijo Suga durante su intervención, que tuvo lugar tras reunirse con el grupo de expertos que asesora al Gobierno sobre la pandemia.

La decisión de extender la emergencia se tomará formalmente este mismo martes en una reunión del grupo de trabajo del Ejecutivo sobre la pandemia, tras la cual Suga comparecerá ante los medios.

En Tochigi, donde la alerta también estaba vigente desde comienzos de enero, esta medida excepcional se levantará como estaba previsto el 7 de febrero tras registrarse una mejoría significativa de los contagios.

El estado de emergencia en Japón no incluye confinamiento, aunque se ha instado a la población a evitar salidas innecesarias, se ha pedido a bares y restaurantes adelantar su hora de cierre comercial a las 20:00 y se ha recomendado a las empresas fomentar el teletrabajo.

Pese a que el archipiélago ha experimentado una disminución de los nuevos contagios de covid en la última semana, el número de pacientes en estado grave (aquellos que necesitan algún tipo de asistencia respiratoria) se mantiene alto y las muertes atribuidas a la enfermedad están en niveles máximos.

Japón ha contabilizado hasta el momento más de 392.000 casos de covid y 5.807 muertes.

Enero ha sido el mes más mortífero de la pandemia en el país: murieron 2.240 personas, cerca del 40 % del total, y hasta este domingo 975 personas estaban en estado grave, según los últimos datos disponibles del Ministerio de Salud.

En Japón el número de camas y especialistas para tratar pacientes en cuidados intensivos es muy limitado y actualmente experimenta una carencia de personal de enfermería, lo que plantea dificultades para asegurar plazas para pacientes de coronavirus, que suelen necesitar más atención y cuyo estado puede empeorar repentinamente.

Japón tiene unos dos mil especialistas en cuidados intensivos, con una población de 126 millones de personas, según datos de la Sociedad Japonesa de Medicina Intensiva. Alemania, con una población de unos 80 millones, tiene unos ocho mil.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí