Seúl,- El gigante tecnológico surcoreano Samsung Electronics ganó 26,4 billones de wones (unos 19.603 millones de euros/23.715 millones de dólares) en todo 2020, lo que supone un 21,48 % más que en el año anterior y viene motivado por la mayor demanda de chips a raíz de la pandemia.

Su beneficio bruto de explotación (EBITDA) creció a su vez un 19,45 % con respecto a 2019 hasta sumar 36,35 billones de wones (26.998 millones de euros/32.655 millones de dólares).

Su ganancia operativa aumentó un 29,6 % hasta los 35,99 billones de wones (26.731 millones de euros/32.337 millones de dólares) y su facturación se incrementó un 2,78 % hasta suponer 236,81 billones de wones (175.935 millones de euros/212.797 millones de dólares).

Su principal rama de negocio, la de los semiconductores, se vio beneficiada este año gracias al incremento de la demanda relacionada con, por ejemplo, los centros de datos, después de que parte importante del globo impusiera confinamientos, impulsando el teletrabajo y los servicios en remoto.

A su vez, su rama de electrónica de consumo y telefonía se vieron favorecidas por una recuperación de la demanda una vez terminaron los encierros.

En el cuarto trimestre del año, y pese al abaratamiento del dólar, la empresa logró un beneficio neto de 6,6 billones de wones (4.896 millones de euros/5.920 millones de dólares), un 26,4 % interanual más, ante la persistente fortaleza de la demanda de chips.

Su beneficio bruto de explotación (EBITDA) para los últimos tres meses del año creció un 16,1 % con respecto al mismo periodo de 2019 hasta 8,97, billones de wones (6.655 millones de euros/8.048 millones de dólares), según refleja un comunicado del gigante tecnológico.

El beneficio operativo aumentó a su vez un 26,39 % hasta los 9,05 billones de wones (6.716 millones de euros/8.121 millones de dólares) apoyado en unos ingresos por venta de 61,55 billones de wones (45.679 millones de euros/55.235 millones de dólares), lo que implica un 2,78 % más.

Estas cifras están en línea con la previsión de resultados que la empresa surcoreana publicó a principios de este mes e indican un retroceso con respecto a los resultados del tercer trimestre que respondería a la caída del dólar y al empeoramiento de la pandemia en Europa en los primeros meses del año.

De hecho, la empresa espera un debilitamiento de sus resultados para el primer trimestre en su rama de semiconductores debido a la debilidad de la divisa estadounidense y a costos derivados de sus nuevas plantas.

A su vez, prevé una buena demanda para sus memorias DRAM en la primera mitad del año, al tiempo que insistió en que permanecen las “incertidumbres derivadas del mercado de divisas y los riesgos geopolíticos”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.