Santo Domingo.- El ex ejecutivo de Odebrecht Marcelo Hofke señaló este jueves al exministro dominicano de Obras Públicas Víctor Díaz Rúa como destinatario de sobornos pagados por la empresa brasileña en el país, y a Ángel Rondón y Conrado Pittaluga como receptores y canalizadores del dinero.

Al retomar la sesión en la tarde de hoy, Hofke, considerado testigo estrella en el juicio que se celebra en República Dominicana, relevó en el estrado a Rodrigo Maluf Cardoso y respondió a preguntas del Ministerio Público, reiterando lo declarado por su colega Mauricio Dantas Bezerra en sesiones previas.

En su testimonio, ofrecido siempre “de manera indirecta”, basado en las declaraciones de colaboradores o según “lo leído en el acuerdo de colaboración” entre las autoridades dominicanas y la constructora, señaló al exministro Díaz Rúa como “destinatario” de los pagos desembolsados para obtener contratos de obras públicas.

Asimismo, señaló las empresas Lashan Corp, Neoport, Comansa, de Rondón y Pittaluga, como depositarias de los sobornos, “los dos eran intermediarios de pagos a funcionarios, según la empresa ha admitido en sus acuerdos”, dijo.

“No recuerdo todos los nombres de los funcionarios, pero en el caso de Pittaluga el destinatario era Víctor Díaz”, afirmó el testigo, basándose en el testimonio de colaboradores. “Al menos dos o tres dijeron el nombre” del ministro, y “los mismos colaboradores mencionaron a Pittaluga.”

En el sistema de pago de sobornos utilizado por el Departamento de Operaciones Estructuradas la empresa usaba “un sistema paralelo fuera de la contabilidad” en el que guardaba los extractos de transferencias bancarias. Era un departamento “oculto” dentro de la empresa, encargado de los sobornos y necesario “para garantizarse la obtención de obras”, apuntó Kofke.

Según explicó, cuando llegó al país en 2016 vino a conocer las obras que desarrollaba la compañía, momento en el que Marcos Vasconcelos Cruz, máximo responsable de Odebrecht en el país, “estaba negociando su acuerdo de colaboración” con las autoridades, así que las informaciones que tenía en esa fecha “eran previas a saltar el escándalo.”

“En enero de 2017 fui llamado por la procuraduría y declaré lo que yo sabía”, de ahí las diferencias entre declaración actual y la anterior, expuso Hofke.

“En aquel entonces la información que yo tenía es que Rondón era socio comercial, y la que tengo ahora, por lo que la empresa ha admitido, es que Rondón era intermediario para pagar a funcionarios públicos para garantizar obras”, apuntó.

Durante la mañana, en una deliberación de las juezas, la defensa de Rondón hizo circular entre los periodistas presentes una copia de la declaración de Hofke de enero de 2017, durante la cual afirmó no tener conocimiento “del pago de un soborno, ni del nombre de quien sería la persona que sirvió de intermediaria a dichos fines”.

“Lo que sí reconocemos es que tenemos un representante comercial contratado en República Dominicana”, identificando al “señor Ángel Rondón”, cuyos pagos le “fueron hechos por servicios prestados durante el periodo de los años 2001 hasta la fecha” por sus “servicios de gestión comercial”, como “búsqueda de oportunidades de licitación, sus financiamientos correspondientes, representación en el mercado local y gestión de trámites para pagos”, según la declaración de Hofke de 2017.

Finalizada la declaración del testigo, también interrogado por las defensas de los citados imputados, el tribunal levantó la sesión hasta el próximo lunes.

Los otros tres acusados dominicanos por el caso de los sobornos desembolsados por la compañía son los exsenadores Tommy Galán, Andrés Bautista y Roberto Rodríguez.

La constructora brasileña admitió haber pagado 92 millones de dólares en sobornos en la República Dominicana para obtener la adjudicación de obras públicas entre 2001 y 2014. EFE

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.