París,- El Gobierno francés anunció hoy que apostará por abrir cientos de centros de vacunación, conocidos en este país como “vacunódromos”, para acelerar el ritmo de inoculaciones contra el coronavirus.

Esta semana estarán operativos los primeros cien centros, y “vamos a abrir 300 centros de vacunación la semana próxima, y 500 la siguiente”, señaló el portavoz del Gobierno, Gabriel Attal, tras una reunión de parte del Ejecutivo en un Consejo de Defensa.

El anuncio llegó tras una serie de duras críticas contra el Gobierno por el muy lento ritmo de vacunación hasta ahora: 7.000 personas en total, de las que 5.000 recibieron su inyección ayer, martes.

En total, un 0,01 % de la población francesa ha sido vacunada en una semana y media, desde el inicio de las vacunaciones.

Attal intentó tranquilizar a la población, recordando que la vacunación de toda la población es una operación enorme y compleja que está “en la primera fase” y que debe aumentar de ritmo de forma “progresiva”.

“Las vacunas continúan llegando a Francia. Esta noche recibiremos un millón y otras 500.000 por semana de Pfizer”, recalcó.

La apertura de los centros de vacunación es en Francia un asunto muy debatido, ya que si bien facilita el trabajo de los sanitarios, puede, según algunos expertos, favorecer los contagios de coronavirus si no funcionan de forma adecuada.

Attal explicó que esos centros se pondrán en marcha en colaboración con las autoridades locales, las agencias regionales de sanidad y las delegaciones del Gobierno en cada departamento.

“La proximidad es muy importante, con lugares a escala humana y accesibles”, afirmó el portavoz del Gobierno, quien recordó que de forma paralela continuará la vacunación en hospitales.

Las autoridades francesas centran la primera fase de la campaña de vacunación en los ancianos que viven en residencias y en el personal sanitario.

El primer ministro, Jean Castex, y el titular de Sanidad, Olivier Véran, anunciarán mañana nuevas decisiones sobre restricciones o posibles reaperturas, en una conferencia de prensa.

Se trata de una comparecencia muy esperada por los dueños y responsables de establecimientos como bares, restaurantes, teatros, cines y estaciones de esquí a fin de saber si hay un calendario de apertura al público.

Attal eludió comentar hoy cualquier hipotético anuncio de Castex, entre filtraciones y especulaciones acerca de si bares y restaurantes tendrán que seguir cerrados más allá de la fecha prevista para la reapertura, el 20 de enero.

Francia es uno de los países europeos más afectados por la pandemia, con 2,68 millones de contagios y 66.282 muertes, según los últimos datos oficiales divulgados ayer martes.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí