Río de Janeiro.- Brasil registró 1.242 nuevas muertes por covid-19 en las últimas 24 horas, con lo que el número de fallecidos avanza hacia los 200.000, en momentos en que una segunda ola del virus toma auge en el país, informó este miércoles el Gobierno.

De acuerdo con el más reciente boletín del Ministerio de Salud, las víctimas mortales por el nuevo coronavirus ya suman 198.974, mientras que los contagios rozan los 7,9 millones.

Desde la confirmación del primer caso por el virus, el 26 de febrero de 2020, el número de infectados en el gigante suramericano ya suma 7.873.830.

Solo entre el martes y este miércoles, Brasil sumó 63.430 nuevos casos, la cuarta cifra más alta de contagios desde el récord registrado el pasado 16 de diciembre (70.570), los casos contabilizados el 17 del mismo mes (69.830) y los 69.070 que se registraron el 29 de julio pasado.

Las cifras confirman a Brasil, con sus 210 millones de habitantes, como uno de los principales epicentros de la pandemia en el planeta, ubicándolo como el segundo país del mundo con más muertes por covid, después de Estados Unidos, y como el tercero con más contagios del virus, detrás de EE.UU. e India.

Pese a las cifras, el Gobierno señala que más de 7 millones de personas se han recuperado de la enfermedad, lo que representa el 89,4 % de quienes han padecido la enfermedad.

Otros 638.326 pacientes están bajo acompañamiento médico en hospitales o en sus residencias después de haber dado positivo en las pruebas clínicas.

AMAZONÍA BRASILEÑA, EN ALERTA ROJA

La pandemia está en su más alto pico en toda la región amazónica brasileña, afectando principalmente a los estados de Amazonas, Pará, Roraima y Tocantins, donde los sistemas públicos de salud están colapsando.

Para enfrentar la situación, sobre todo en el estado de Amazonas, el más castigado por el virus, el Ministerio de Salud anunció una serie de acciones para fortalecer el sistema público de Salud en su capital, Manaos.

Entre ellas están la reorganización de los puestos de salud, la contratación de más personal y la apertura de nuevas Unidades de Terapia Intensiva (UTI).

De acuerdo con la cartera, ya se inició la contratación de unos 200 médicos y 300 enfermeras y se enviarán 78 respiradores más a Manaos, donde también se prevé la apertura de 178 nuevas UTI.

“SERÁ UN AÑO DIFÍCIL”

Pese a que el Ministerio de Salud ha negado que el país esté enfrentando una segunda ola de la pandemia, varios Gobiernos regionales lo han venido admitiendo desde que la pandemia se recrudeció en Brasil.

Tal es el caso del gobernador de Sao Paulo, Joao Doria, quien pidió este miércoles la colaboración de todos los alcaldes para enfrentar la nueva ola de covid que azota al país.

Sao Paulo, con más de 46 millones de habitantes, es la región más poblada de Brasil y el principal epicentro de la pandemia en el país con cerca de 1,5 millones de casos y unas 48.000 muertes, de las cuales 289 ocurrieron en las últimas 24 horas.

Doria aceptó este miércoles que el país entró en un segundo pico de la pandemia y señaló que por eso el 2021 será “un año difícil”.

“La compasión de alcaldes y funcionarios gubernamentales debe ser una prioridad. Tendremos un año difícil, mucho más difícil de lo que imaginamos hasta octubre pasado. Pero pasará, si tenemos la capacidad de actuar con el principio de defender la vida”, indicó durante un encuentro virtual que sostuvo con los alcaldes del estado paulista.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí