Sao Paulo,- Brasil ultimó la adquisición de 30 millones de jeringuillas y agujas hasta finales de enero a fin de poder atender la demanda para la vacunación contra el coronavirus, cuya fecha de inicio en el país todavía no está definida, informó este lunes el Ministerio de Salud.

En una nota, la cartera explicó que ha solicitado comprar de las empresas fabricantes de insumos médicos en el país las excedencias de los materiales para asegurar la futura inmunización contra la covid-19, en medio de la creciente dificultad para su adquisición.

“Representantes del Ministerio de Salud realizaron una requisición administrativa, en la forma de la ley, de las excedencias junto a los fabricantes de jeringuillas y agujas”, representados por la Asociación Brasileña de la Industria de Artículos y Equipamientos Médicos y Odontológicos (Abimo) , señaló el Ministerio en el comunicado.

Agregó que la medida, que tiene carácter de urgencia y no necesita licitación, visa a “atender a las necesidades más inmediatas para iniciar el Plan Nacional de Operacionalización de la Vacunación Contra la Covid-19”.

La cartera informó además que tiene previsto realizar “lo más breve posible” el proceso de licitación “normal” para la adquisición de dichos materiales.

La pasada semana, Brasil no consiguió garantizar el número de agujas necesarias para administrar las dosis de la vacuna después de que el Gobierno fijó precios muy bajos para la adquisición de los insumos en las licitaciones de los fabricantes, lo que ha encendido la voz de alerta entre los especialistas sanitarios.

En la ocasión, el Ministerio de Salud tan solo logró comprar el 2,5 % de las 331 millones de jeringas que tenía previsto adquirir a través de una subasta electrónica.

Ante el escenario, la cartera mantuvo este lunes una reunión con representantes del sector, que confirmaron a medios locales que las 30 millones de jeringas serán suministradas al Gobierno brasileño hasta finales de enero por tres empresas fabricantes de insumos médicos, que deberán entregar 10 millones de unidades cada una.

La semana pasada, Brasil ya había restringido la exportación de jeringuillas y agujas en un intento de asegurar los materiales básicos necesarios para la inmunización de sus más de 210 millones de habitantes contra la covid-19, que ya deja casi 200.000 muertos y 7,75 millones de infectados en el país.

El gigante sudamericano es uno de los países más afectados por la pandemia del Sars-CoV-2 en el mundo y encara 2021 rezagado en la carrera por la vacuna, mientras atraviesa un recrudecimiento de la enfermedad en plena segunda ola del virus.

Pese a ello, el Gobierno todavía no ha concretado una fecha para el inicio de la vacunación de la población, aunque el Ministerio de Salud confía en comenzar la inmunización entre el 20 de enero y el 10 de febrero.

Todo dependerá, sin embargo, del registro de los medicamentos por parte de los laboratorios ante el órgano regulador (Anvisa), un hecho que no ha ocurrido hasta el momento.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí