Tokio,- El número de casos diarios de covid-19 en la región de Tokio ha superado por primera vez el millar, según anunció el Gobierno de la capital nipona, mientras las autoridades contemplan tomar nuevas medidas para frenar el avance del virus.

La gobernadora de Tokio, Yuriko Koike, adelantó este jueves a los medios la cifra de contagios registrada en las últimas 24 horas, que marca un nuevo máximo al superar los 1.000 contagios después de que el récord anterior se situara el pasado sábado en 949 casos.

La cifra de contagios de hoy estará en torno a los 1.300, según adelantaron los medios locales antes de que el Gobierno de Tokio ofrezca sus datos oficiales.

Japón sufre desde mediados de noviembre una tercera ola de contagios que viene acelerándose en las últimas fechas, y que coincide con las primeras infecciones registradas en el país por las nuevas cepas del coronavirus descubiertas en Reino Unido y Sudáfrica.

En respuesta a la detección de las nuevas variantes del virus, el Gobierno decidió incrementar las restricciones fronterizas que aplica desde hace meses, y desde el pasado día 28 impide la entrada en el país de todos los viajeros extranjeros, salvo residentes foráneos que regresen del exterior y algunas otras excepciones.

POSIBLES NUEVAS MEDIDAS

Tokio es la región más afectada por la covid-19, con más de 58.000 casos de los cerca de 231.500 contagios y 3.448 fallecimientos registrados en todo el país, según los últimos datos disponibles.

El Gobierno de la capital nipona declaró el máximo nivel de alerta en su sistema de atención médica desde el pasado día 17 debido al aumento sostenido del número de enfermos hospitalizados, y viene recomendando a los ciudadanos que permanezcan en casa durante las festividades de Año Nuevo.

La gobernadora de Tokio volvió a llamar hoy a los tokiotas a evitar las reuniones familiares a gran escala habituales en estas fechas, así como abstenerse de las tradicionales visitas a templos sintoístas y budistas.

Koike, además, viene abogando en los últimos días por la declaración de un nuevo estado de emergencia sanitaria a nivel nacional, una medida excepcional tomada la pasada primavera y que conllevó el cierre de establecimientos comerciales considerados no esenciales e instalaciones públicas.

El ministro encargado de la respuesta oficial ante la covid-19, Yasutoshi Nishimura, también recomendó a los ciudadanos extremar la precaución y advirtió que el Gobierno podría volver a recurrir al estado de emergencia “para controlar los contagios cueste lo que cueste” y si estos continúan subiendo, en un mensaje enviado en la víspera a través de las redes sociales.

A raíz de la primera ola de covid-19, el Ejecutivo nipón declaró el estado de emergencia sanitaria entre los pasados 7 de abril al 25 de mayo, que implicó el cierre de bares y restaurantes o la prohibición de actos masivos, entre otras medidas, aunque no el confinamiento de la población.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí