Santo Domingo,- La integración de los estelares ligamayoristas Robinson Canó y Fernando Tatis Jr., con las Estrellas Orientales, cambia el perfil a ese equipo en la miniserie a un 3-2 ante los Leones del Escogido por el último espacio clasificatorio a las semifinales del torneo de béisbol profesional dominicano.

La arrolladora demostración ofensiva de Canó con dos cuadrangulares y cuatro remolcadas en el primer juego, aunque no es un certificado a la clasificación verde ni tampoco sorpresa de lo que puede aportar, pero sí una fehaciente señal que sus oponentes rojos deben tomar en cuenta.

Y del daño que provocó con el madero puede testificar el “Lanzador del Año” del campeonato, el diestro norteamericano David Kubiak, quien fue la víctima de los dos estacazos de Canó en el primer y tercer episodios.

El bate de Canó viene a sumarse a una robusta alineación que también tiene el poder de Domingo Leyba y Junior Lake, con cuatro jonrones cada uno en la regular.

Además, Lewin Díaz, Sócrates Brito y el “Novato del Año”, Jeremy Peña, cuarto en bateo con .306, quienes despacharon tres vuelacercas individuales; Rainel Rosario pegó dos, y el estadounidense Eric Filia ya dio señales de producir al nivel que lo necesitan en esta fase y hasta el final.

Otra buena noticia en las aspiraciones de los elefantes es la reaparición ofensiva del panameño Christian Bethancourt, clave en la victoria inicial con el hit decisivo y cuadrangular, luego de una ronda regular de apenas promedio de .162.

Canó, intermedista de los Metros de Nueva York, participó con las Estrellas, por última vez, durante un solo juego en la serie regular 2016-2017; actualmente, cumple una sanción completa para la próxima campaña de las Grandes Ligas por reincidir en el uso de sustancias prohibidas, después de una de 80 partidos en 2018 con los Marineros de Seattle.

En cuanto a Tatis Jr., se embasó por transferencia y pelotazo, y anotó una vuelta en el primer encuentro, enseñando su probada defensa; de él aguardan que reedite algo similar a los siete vuelacercas que repartió entre la regular, la semifinal y la final de la temporada 2018-2019.

Tatis Jr. fue determinante ese año en la corona de los paquidermos, que rompieron una sequía de más de 50 años, donde su progenitor, Fernando Tatis, fue el manejador.

El dirigente de las Estrellas, el venezolano José Alguacil, calificó como un honor tener en el equipo a jugadores de la categoría de Canó y Tatis Jr..

“Esperamos que nos ayudarán a pasar a la próxima ronda del torneo, y luego a alcanzar la meta que nos propusimos desde el inicio del campeonato. La presencia de ellos da más profundidad a nuestra alineación”, destacó.

En tanto, el gerente general de los Leones, José Gómez Frías, dijo que la inclusión de Canó y Tatis Jr. beneficia a la liga.

“Vamos a trabajar con nuestro personal para identificar dónde lanzarles para hacerles outs”, refirió.

Por los resultados del primer choque, que cayeron 4-8, la escuadra de los melenudos tendrá que profundizar en las estrategias contra los bates de las Estrellas, si quieren sobrevivir a esta corta serie que los obliga a ganar los dos juegos restantes.

El triunfador de esta miniserie se medirá a los pioneros de la ronda regular, los Gigantes del Cibao, en las semifinales que comenzarán el 2 de enero.

Las Águilas Cibaeñas, segundo clasificado, y los Toros del Este, tercera posición, protagonizarán la otra llave. Los Tigres del Licey quedaron eliminados en el sótano.EFE

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí