Dublín.- El Gobierno irlandés anunció hoy que introducirá nuevas restricciones de manera escalonada a partir del día de Nochebuena, cuando restaurantes y gastrobares cerrarán sus puertas a las 15.00 horas, ante el rápido avance de la pandemia de coronavirus.

Apenas 20 días después de salir de un confinamiento de seis semanas, las autoridades sanitarias han advertido que Irlanda se encuentra ya en una “tercera ola” de contagios, lo que ha llevado al Ejecutivo a tomar medidas urgentes, que estarán en vigor hasta el 12 de enero.

Al cierre de la hostelería le seguirá el 26 de diciembre, festivo en este país con motivo de San Esteban, una prohibición sobre los desplazamientos entre condados y, el día siguiente, los hogares solo podrán recibir visitas de otro domicilio.

Asimismo, se mantendrá hasta, al menos, el 31 de diciembre la suspensión de todos los vuelos procedentes del Reino Unido, una medida adoptada por el Gobierno este domingo, inicialmente durante 48 horas, tras detectarse una nueva variante del coronavirus en el país vecino.

A partir del 1 de enero, ya no estarán permitidas la visitas de personas procedentes de otros domicilios, pero está previsto que las escuelas y guarderías reanudarán su actividad con normalidad después del receso navideño, en las fechas habituales.

A diferencia del último confinamiento, los comercios no esenciales podrán ahora seguir abiertos, con excepción de las peluquerías, que cerrarán después de la Nochebuena, mientras que los gimnasios solo ofrecerán servicios individuales.

Las últimas cifras oficiales indicaron este lunes que no se registraron nuevos fallecimientos en las 24 horas anteriores, lo que dejó el número de muertes en 2.158, aunque se detectaron 727 nuevos contagios, hasta un total de 80.267.

El Equipo de Emergencias de Salud Pública Nacional (NPHET), que asesora al Gobierno, ha informado de que el ritmo de propagación de la covid-19 es muy alto, pues recuerdan que a principio de este mes se registraban poco más de 200 casos diarios.

El anterior confinamiento de seis semanas también logró bajar la incidencia acumulada durante 14 días a unos 80 casos por cada 100.000 habitantes, la segunda más baja en Europa, pero ésta se sitúa ahora en los 122.

El primer ministro irlandés, Micheál Martin, explicó hoy que su Gobierno, de coalición entre centristas, democristianos y verdes, ha decido actuar de manera “agresiva y rápida” para atajar el “extraordinario aumento” de contagios.

Martin indicó que no hay aún evidencias científicas que confirmen que la nueva variante del SARS-Cov-2 detectada en el Reino Unido esté ya presente en Irlanda, pero aseguró que lo “responsable y seguro” es proceder “como si ya estuviera aquí”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí