Santo Domingo.- Como regla general, no debe escribirse coma delante de la conjunción “ni”, indica este jueves la Fundéu Guzmán Ariza.

No obstante, en los medios de comunicación dominicanos es frecuente el uso de la coma antes de ni: “‘No tengo amargura, ni resentimiento’, dice Eddy Olivares sobre su exclusión de la JCE” o “Igualmente destacó que en la comunicación les recordó a los funcionarios educativos que no podían desvincular de la entidad a personas embarazadas, ni enfermos, ni con discapacidad o licencia médica”.

La “Ortografía de la lengua española” explica que la coma es incompatible con las conjunciones y, e, ni, o, u cuando se utilizan para separar elementos de una serie o miembros sintácticos equivalentes dentro de un mismo enunciado.

Tampoco debe colocársele coma cuando aparece la conjunción discontinua ni… ni, en cuyo caso permanecen como miembros coordinados: “Le dicen que ni lava ni presta la batea”, “El mandatario se refirió a los jóvenes que ni trabajan ni estudian”.

Sin embargo, hay excepciones en las que ni puede admitir la coma. Cuando se repite la conjunción ante cada uno de los miembros coordinados es frecuente la escritura de coma entre todos ellos, pues su uso expresivo, llamado polisíndeton, le sirve para realzar la idea enumerativa: “Ni sé qué es lo que pasa, ni me importa de verdad, ni quiero más información”.

También ha de usarse cuando la secuencia que introducen se presentan, más que como coordinación, como un inciso que aporta especificaciones o comentarios: “No encontraron manteles, ni ninguna vajilla, en aquella cocina vieja”.

De manera que, en los ejemplos citados, lo apropiado habría sido escribir “‘No tengo amargura ni resentimiento’, dice Eddy Olivares sobre su exclusión de la JCE” e “Igualmente destacó que en la comunicación les recordó a los funcionarios educativos que no podían desvincular de la entidad a personas embarazadas ni enfermas ni con discapacidad o licencia médica”.

Fundéu Guzmán Ariza (www.fundeu.do) es una iniciativa de la Fundación Guzmán Ariza Pro Academia Dominicana de la Lengua, institución sin fines de lucro entre cuyos objetivos se encuentra impulsar el buen uso del español en los medios de comunicación de la República Dominicana. Cuenta con la asesoría de la Academia Dominicana de la Lengua, el Instituto Guzmán Ariza de Lexicografía y la Fundación del Español Urgente (FundéuRAE), así como con el patrocinio económico del bufete Guzmán Ariza. EFE

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí