Madrid,- El proyecto Chance, liderado por un grupo multidisciplinar de expertos, propone aprovechar la gestión de la covid-19 como una oportunidad y realizar un cribado conjunto con la hepatitis C para mejorar el diagnóstico y avanzar en la eliminación de esta enfermedad, muy afectada por el impacto del coronavirus.

Chance es una estrategia de salud cuyo objetivo es no dar ni un paso atrás en los avances logrados en los últimos años para eliminar la hepatitis C y contempla incluir en los test serológicos del SARS-CoV-2 una prueba conjunta que, afirmaron los expertos, es sencilla, eficaz, accesible y sin un coste adicional relevante.

Esta iniciativa ha sido consensuada por un grupo de 17 expertos, formado por hepatólogos, infectólogos, microbiólogos, preventivistas, médicos de familia, gestores sanitarios, comunicadores y pacientes.

Han presentado hoy Chance telemáticamente el doctor Javier Crespo, jefe del Servicio de Medicina Digestiva del Hospital Universitario Marqués de Valdecilla de Santander (norte de España) y presidente de la Sociedad Española de Patología Digestiva; Ángel Gil de Miguel, catedrático de Medicina Preventiva y Salud Pública de la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid; y Antonio Bañares, director de Relaciones Institucionales de la biofarmacéutica Abbvie, impulsora del proyecto.

En 2016, la OMS fijó el objetivo de eliminar la hepatitis C en 2030. En 2019 se estimó que España estaba en condiciones de eliminar la infección en 2023.

El impacto de la covid-19 ha sido muy relevante en las estrategias de diagnóstico de la hepatitis C, ya que, entre otros retrocesos, el documento señala que la prescripción de antivirales de acción directa se ha reducido un 80 %, mientras el número de pacientes tratados entre enero y junio de 2020 se ha reducido cerca de un 75 % respecto al mismo periodo del año anterior.

Chance ofrece 10 recomendaciones dirigidas a normalizar la actividad asistencial no relacionada con la covid y, en particular, la actividad de los programas de la hepatitis C,así como aprovechar la gestión de la pandemia para mejorar el diagnóstico de esta enfermedad.

Entre estas recomendaciones, figura instar al Ministerio de Sanidad español y al Consejo Interterritorial de Salud a ejercer el liderazgo en los programas de diagnóstico de la hepatitis C y a tomar una decisión rápida respecto al cribado poblacional por edad.

El cribado conjunto que propone Chance para la hepatitis C puede hacerse con la misma gota de sangre utilizada para el SARS-CoV-2 y su coste es de un euro adicional.

Con el proyecto Chance, resaltó el doctor Javier Crespo, “pretendemos retomar los esfuerzos de eliminación frente al virus de la hepatitis C y no dar ni un paso atrás en su diagnóstico”.

“El programa de eliminación del virus de la hepatitis C en España iba francamente bien. Si perdemos un año no es un año, es mucho más, porque pierdes la oportunidad de diagnosticar a una parte de la población vulnerable que solo viene ocasionalmente al sistema sanitario”, destacó este especialista.

“El hecho de decir a la ciudadanía que vamos a intentar solventar un problema de salud gravísimo que hemos tenido este año, la covid, pero además, otro problema de salud pública que hemos tenido en las tres últimas décadas y estamos a punto de solucionar, la hepatitis C, es un mensaje extraordinariamente positivo”, subrayó Crespo.

En esta misma línea, Ángel Gil señaló: “Una preocupación que ha surgido con todas las enfermedades crónicas ha sido que la covid ha saturado el sistema sanitario y los hospitales, y ha desplazado al resto de patologías”.

“España hizo un esfuerzo enorme con el plan de eliminación de la hepatitis C, y hemos visto una situación de peligro; que un plan que funcionaba bien deje de funcionar, y aumente el número de enfermos y las complicaciones como cirrosis o carcinoma hepatocelular”, alertó Gil.

“Lo que planteamos es la oportunidad de que, si estás pinchando a la población para determinados anticuerpos de la covid, hagamos también la prueba de la hepatitis C. Las enfermedades infecciosas siguen estando ahí; la covid es muy importante y hay que controlarla, pero todas las demás también”, valoró este catedrático.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí