Bruselas,- Los contagios de coronavirus vuelven a crecer en Bélgica después de que las infecciones de la segunda ola hayan estado cayendo de manera constante desde inicios de noviembre, tras aplicar medidas aún vigentes como el cierre de las hostelería, el ocio y la cultura.

La media de contagios se situó este lunes en 2.231,3 infecciones diarias, un incremento semanal (entre el 4 y el 10 de diciembre) del 3 % que altera la tendencia de descenso constante marcada desde hace mes y medio, si bien se aprecian diferencias regionales (+8 % en Flandes, -3 % en Bruselas y -2 % en Valonia).

“Muy globalmente, la tasa de infección y la de nuevas hospitalizaciones sigue en una meseta. Hay un ligero aumento, principalmente en Flandes”, declaró este lunes en conferencia de prensa el portavoz belga francófono del equipo técnico contra el coronavirus, Yves van Laethem.

La incidencia acumulada se sitúa en 268,2, lejos aún del pico de 1.775 de principios de noviembre, cuando llegó a ser el país de Europa más golpeado por el Sars-CoV-2.

Las hospitalizaciones siguen cayendo, aunque se han ralentizado y el descenso medio semanal se sitúa sólo en el 2 %, si bien el número de pacientes en uci es de 617 personas, lejos aún del límite de 2.000 ingresados en cuidados intensivos que las autoridades consideran crítico.

“El número de hospitalizaciones continúa descendiendo, muy lentamente, pero esperamos también que se estanque en las próximas semanas”, agregó.

Las muertes por coronavirus arrojan un descenso semanal del 18,5 % y se sitúan en una media de 90 decesos diarios.

RESTRICCIONES ACTUALES Y FUTURAS

Bélgica sigue con toque de queda nocturno, limitación de los contactos sociales, teletrabajo obligatorio y con la hostelería, el ocio y el grueso de la cultura cerrados. Sin embargo, desde el 1 de diciembre se han vuelto a abrir los comercios no esenciales, salvo aquellos de contacto estrecho como las peluquerías.

Se espera que los Gobiernos federales y regionales belgas actualicen las restricciones de cara a las fiestas navideñas este viernes, día en el que Bélgica empezará a exigir cuarentena y PCR obligatoria a quienes entren al país de una zona considerada de riesgo (prácticamente toda Europa salvo excepciones como las Islas Canarias españolas, Irlanda o Noruega).

Según una encuesta publicada este lunes por el diario Le Soir, el 61 % de los belgas considera que no sería razonable levantar el toque de queda en Navidad.

COLEGIOS, COMERCIOS, ORGÍAS Y HOMENAJES

Sin que los expertos hayan señalado un vector claro, entre las hipótesis que se manejan para explicar el empeoramiento de los datos se barajan diferentes factores posibles.

Entre estos, la vuelta al colegio de niños y adolescentes tras unas vacaciones de noviembre prolongadas por covid, la reapertura de los comercios no esenciales, la laxitud de la obligación de teletrabajar, la afluencia al centro de las ciudades para ver las decoraciones navideñas o la relajación general de la población por hartazgo.

Los tres últimos fines de semana, por ejemplo, la policía belga ha desmantelado tres orgías en Bruselas (centro), Pal (este) y Virton (sur) que no respetaban las normas covid y el pasado sábado cientos de moteros se congregaron en Mons (sur) para rendir homenaje a un tótem de Los Ángeles del Infierno en Bélgica en una congregación en la que no se respetaron las normas sanitarias.

Además, Bélgica celebró el pasado 5 de diciembre la llegada de San Nicolás a entregar regalos a los niños, equivalente a Papá Noel o a los Reyes Magos en otros países, un evento tradicionalmente familiar.

Sin datos precisos sobre la incidencia de esa festividad, sí ha trascendido que la visita de un San Nicolás a una residencia de ancianos en la localidad flamenca de Mol (noroeste) ha dado lugar en los días sucesivos a 64 infecciones de Sars-CoV-2 entre los internos y 14 entre el personal.

Este tipo de comportamientos, junto a algunas fiestas de estudiantes, ha llevado al debate político la conveniencia o no de elevar las multas por no respetar la normativa anticoronavirus, fijadas ahora en 250 euros.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí