Nueva York,- El secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo, advirtió este martes a las empresas estadounidenses sobre los peligros de hacer negocios en China y también en Hong Kong, a quien subrayó que Washington no va a dar ya ningún tipo de trato preferencial.

“Hong Kong era un sitio especial, ya no lo es”, defendió Pompeo en una entrevista en un evento organizado por el diario The Wall Street Journal, en la que se refirió a la excolonia británica como “nada más que otra ciudad gobernada por el comunismo chino”.

Según insistió, “el mundo, la comunidad empresarial deberían tratarlo como eso y el Gobierno de Estados Unidos está muy cerca de un lugar en el que hará precisamente eso”.

Unas horas antes, en el mismo foro, la jefa del Gobierno de Hong Kong, Carrie Lam, había defendido que el principio de “un país, dos sistemas” y el respeto a los derechos y libertades “sigue muy vivo”, con un sistema legal justo, imparcial, transparente e independiente.

“Nada ha cambiado, la única diferencia es que no vemos esas escenas caóticas, disruptivas para los negocios”, opinó.

A raíz de la aprobación de la controvertida Ley de Seguridad Nacional que Pekín impuso a Hong Kong el pasado mes de junio, Washington anunció en julio que pondrá fin al trato económico y comercial especial que su Gobierno daba a Hong Kong.

Además, ha impuesto desde entonces sanciones a varios funcionarios, incluida Lam, con una última ronda anunciada por Pompeo este mismo lunes.

El secretario de Estado subrayó que, aunque el Gobierno tratará de proteger a las empresas estadounidenses en China, hacer negocios en el país entraña riesgos importantes y aseguró que, en privado, algunos ejecutivos le han dicho que se sienten “estafados” allí.

El Gobierno de Trump ha impuesto duras medidas comerciales contra China y una postura política cada vez más dura hacia Pekín, una tendencia que Pompeo consideró que será irreversible, sin importar quien ocupe la Casa Blanca.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí