Panamá.- Panamá superó este martes los 180.000 casos de la covid-19 y llegó a 3.241 muertes en medio de un repunte que ha llevado a las autoridades a endurecer las medidas para frenar el avance de la enfermedad, cuya tasa de incidencia en el país es la segunda más alta del continente.

El boletín diario del Ministerio de Salud (Minsa) informó de que en las últimas 24 horas se reportaron 1.936 nuevos casos de la covid y 29 muertes, que elevaron hasta 181.166 los contagios confirmados y a 3.241 las muertes acumuladas desde marzo pasado.

Hay 1.303 pacientes hospitalizados, 169 en unidades de cuidados intensivos (UCI) y 1.134 en sala general, mientras que aislados en sus casas están 20.070 y otros 682 en hoteles-hospital.

En las últimas 24 horas se aplicaron 11.254 pruebas para detectar el nuevo coronavirus SARS-CoV-2 que arrojaron una positividad del 17,2 %.

“Ante el incremento” de los contagios las autoridades sanitarias “siguen intensificando las acciones”, y la estrategia “se centra en el aumento del número de pruebas con el fin de lograr una mayor captación de casos positivos, ya sea de pacientes con síntomas o los asintomáticos”, dijo este martes el Minsa.

Las autoridades han reconocido que hay presión en el sistema sanitario, pero han destacado el incremento en la capacidad hospitalaria en el marco de un plan que continúa, por ejemplo, con la próxima habilitación de un hospital de campaña con 40 camas en La Chorrera, una localidad aledaña a la capital, y de áreas de un gran hospital aún en construcción donde se ubicarán 300 camas más.

SEGUNDO PAÍS CON LA MAYOR TASA DE INCIDENCIA EN AMÉRICA

En términos de incidencia de la covid Panamá exhibe “la segunda tasa más alta en América”, con “241 casos por cada 100.000 habitantes en la semana del 26 de noviembre al 2 de diciembre, dijo a Efe el representante en Panamá de la Organización Panamericana de la Salud (OPS)/Organización Mundial de la Salud (OMS), Gerardo Alfaro.

Y aunque la gran mayoría de contagios se registran en las personas de hasta 59 años, son los grupos etarios de entre 60 y más de 80 años los que registran más muertes en el país.

“Para Panamá el COVID-19 se ha convertido en la primera causa de muerte para personas de 60 y más años. Si bien mantenemos una tasa de letalidad inferir al promedio regional (1,8 %), al revisar mortalidad vemos que estamos por encima del promedio (71,5)”, añadió el doctor Alfaro.

Destacó que Panamá está entre los tres primeros países del continente que más realiza pruebas para diagnosticar la enfermedad “y por ende, detecta más casos”.

Panamá, junto con Estados Unidos y Chile, “es de los países de América que realiza más pruebas para detección de casos (PCR y antigénicas)”, indicó citando los datos más recientes de la OPS.

Las autoridades han endurecido las sanciones y las medidas contra la covid, con la ampliación del toque de queda nocturno y la prohibición de venta de licor en esas horas en las provincias de Panamá, donde está la capital, y la contigua Panamá Oeste -que aglutinan a casi la mitad de la población del país- en un intento por frenar el ritmo de avance de los contagios.

El repunte de la enfermedad ha sido vinculado por las autoridades con la apertura casi plena de la economía a partir del pasado 12 de octubre tras más de seis meses semiparalizada.

TXT

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí