Panamá,- Las autoridades de Panamá reportaron este domingo 1.812 casos y 20 nuevas muertes por la covid-19, lo que elevó a 177.719 los contagios y 3.193 los fallecimientos por la enfermedad desde que en marzo se detectó el primer caso.

Hay 1.319 pacientes hospitalizados, de ellos 1.158 se encuentran en sala y 161 en unidades de cuidados intensivos (UCI), mientras que 19.596 personas están haciendo aislamiento domiciliario en casa y otras 721 en hoteles que funcionan temporalmente como hospitales, según el informe del Ministerio de Salud (Minsa).

En las últimas 24 horas se aplicaron 9.498 pruebas, la cifra más bajas de la semana, para un porcentaje de positividad del 19 %.

Durante la pandemia, las autoridades aumentaron paulatinamente el número de pruebas, hasta cerca de las 10.000 diarias en promedio, lo que sitúa a Panamá como el segundo país del continente que realiza más test por cada 100.000 habitantes, solo superado por EE.UU.

El país continúa acumulando una tasa de letalidad del 1,8 %, siendo una de las más bajas de la región, y desde que se detectó el primer caso de la covid-19 el pasado 9 de marzo se han recuperado 152.890 pacientes.

El ministro de salud panameño, Luis Francisco Sucre, mantuvo este domingo una reunión en la provincia central de Veraguas, donde rigen medidas más severas para frenar la propagación del virus debido a un aumento de los indicadores pandémicos, y señaló que hubo “leve disminución” en el RT pero que “hay otros que mantienen una tendencia al alza como Santiago”, la capital provincial.

“Las cosas se han estado haciendo bien para mantener los indicadores y hay que seguir haciéndolo”, expresó el ministro.

Panamá, un país de 4,2 millones de habitantes, vive desde noviembre pasado un “repunte” de la enfermedad vinculado a la apertura plena de la economía desde el 12 de octubre pasado, pero también al desorden una minoría de la población que no acata las medidas de bioseguridad, según las autoridades.

PAGOS ADEUDADOS AL PERSONAL SANITARIO

Durante la pandemia se ha contratado a más 1.800 profesionales de la salud, pero el gremio de las enfermeras ha denunciado en diversas ocasiones el retraso, de hasta dos meses, del pago del salario a las compañeras contratadas durante la pandemia.

Ante ello, Sucre dijo este domingo que la cartera que lidera está en “proceso para cumplir con el pago de las vigencias expiradas y los turnos que se deben al personal de salud”.

También, señaló que antes de iniciar el próximo año “se debe haber cumplido con los pagos pendientes”, pues algunos se deben desde el año 2014.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.