Berlín,- El estado de Baviera (sur de Alemania) se declaró este domingo en situación de catástrofe, lo que le permite una mejor coordinación de las medidas contra el coronavirus.

El primer ministro bávaro, Markus Söder, había convocado una reunión especial del Gobierno y, después de ella, decretó la situación de catástrofe y anunció un plan de diez puntos para combatir la pandemia, que endurece algunas de las restricciones que ya existían.

A partir del miércoles, en Baviera solo se podrá salir de casa “por razones de peso”, como ir al trabajo o al colegio.

En los distritos donde haya una incidencia semanal de más 200 nuevos contagios por 100.000 habitantes habrá toque de queda entre las 21.00 y las 05.00 hora local.

Se mantiene la regla de que únicamente podrá haber encuentros entre personas que pertenezcan a un máximo de dos familias, entendiendo familia un grupo de gente que viva bajo el mismo techo.

Esa regla se suspenderá, como estaba previsto, entre el 23 y el 26 de diciembre para la celebración de las navidades, pero no para el año nuevo.

El Parlamento regional deberá aprobar el martes las nuevas reglas, para lo que se espera que haya una clara mayoría.

El número de nuevos contagios en Alemania sigue siendo alto, cinco semanas después de que se introdujesen una serie de restricciones en todo el país.

Este domingo se registraron 17.767 nuevos contagios de coronavirus, 3.100 más que hace una semana, según los datos del Instituto Robert Koch (RKI).

En las últimas veinticuatro horas murieron 255 personas a causa de la COVID-19.

Desde el comienzo de la pandemia ha habido en Alemania 1.176.992 casos confirmados de coronavirus, 19.041 personas han fallecido y 846.273 han superado la enfermedad.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí