Copenhague.- El Gobierno sueco anunció este jueves el cierre temporal por un mes de los institutos y la implantación de la enseñanza a distancia ante el empeoramiento de la situación epidemiológica por la segunda oleada de coronavirus, que ya se ha cobrado más de 7.000 muertes.

La medida, que estará vigente desde el lunes hasta el 6 de enero, pretende provocar un efecto “ralentizador” de la propagación del contagio, explicó el primer ministro, el socialdemócrata Stefan Löfven.

“Confío en que los alumnos de secundaria sean listos y entiendan que esto no son unas vacaciones de Navidades prolongadas. No hay barra libre para hacer fiestas con los amigos, seguiréis teniendo enseñanza y deberéis estudiar. Insto a todos los padres a hablar con sus hijos de lo importante que es seguir las recomendaciones”, afirmó Löfven.

El director de la Agencia de Salud Pública (FHM), Johan Carlson, añadió que el nivel de contagio es especialmente alto en los alumnos de secundaria y que la medida busca también reducir las aglomeraciones, sobre todo en el transporte colectivo.

Suecia, que ha optado por una estrategia más laxa desde el inicio de la pandemia con muchas recomendaciones y alguna prohibición, ha dado un giro en las últimas semanas, con un papel más protagonista del Gobierno y varias restricciones nuevas.

Así, se ha limitado a 8 el número de personas en reuniones públicas, se prohíbe la venta de alcohol a partir de las 22 horas y la hostelería y clubes nocturnos deben cerrar a las 22.30.

El cierre de los institutos, y de las universidades pero no de las escuelas, ya había sido decretado por Suecia la pasada primavera, cuando el país se convirtió en el más castigado en Escandinavia, tanto en cifras absolutas como relativas.

MÁS DE 7.000 MUERTOS

Las autoridades sanitarias suecas notificaron hoy 35 muertos en las últimas 24 horas, por lo que la cifra total asciende a 7.007, y la de infectados, a 272.643, con 6.485 nuevos casos.

“Nos encontramos en una especia de llanura desde la pasada semana, aunque el contagio sigue siendo alto”, dijo en otra comparecencia el epidemiólogo jefe de la FHM, Anders Tegnell.

Tegnell resaltó no obstante que la situación no ha llegado aún a los niveles de la primera oleada y que la curva de ingresos hospitalarios de pacientes con coronavirus ha empezado a aplanarse.

Suecia presenta una tasa de mortalidad de 66,76 por cada 100.000 habitantes, cuatro veces superior a la de Dinamarca y diez a la de Noruega, aunque por debajo de los países más afectados como España, Italia o Reino Unido, según los últimos datos de la universidad estadounidense Johns Hopkins.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí