Hong Kong.- El magnate de la prensa hongkonesa Jimmy Lai fue hoy acusado de fraude por un tribunal local y permanecerá en prisión preventiva hasta que la corte dicte una sentencia el próximo mes de abril, informó la prensa local.

La magistratura de Kowloon West acusó este jueves a Lai, de 71 años, de defraudar a una empresa gubernamental al incumplir un acuerdo de alquiler de terrenos y le denegó la libertad bajo fianza, según el rotativo South China Morning Post.

También fueron acusados por el mismo caso el director de Next Digital, Royston Chow, y el administrador de ese grupo, Wong Wai-keung, a quienes sí dejaron en libertad bajo fianza.

Next Digital, empresa fundada por Lai, es la dueña de Apple Daily, cabecera crítica con Pekín que el empresario creó en 1995.

El rotativo aseguró que “Lai permanecerá en custodia hasta abril del año que viene”.

En agosto de este año, la Policía registró la redacción del diario durante tres horas y detuvo a al menos a nueve personas: Lai, sus dos hijos, varios ejecutivos del grupo mediático que encabeza y dos activistas del movimiento prodemocrático de la ciudad.

Lai salió bajo fianza 40 horas después de su detención acusado de violar la ley de seguridad nacional aprobada por Pekín para la antigua colonia británica.

Tanto antes como después de la entrada en vigor de la nueva ley, en el seno del movimiento prodemocrático se rumoreaba que Lai sería de los primeros en tener problemas con ella, pese a lo cual el magnate -que tiene pasaporte británico- decidió quedarse en Hong Kong.

En teoría, la ley tenía como objetivo desactivar la mayor crisis recientemente vivida en la urbe financiera tras la oleada de protestas de 2019 que, en numerosas ocasiones, acababan en graves incidentes violentos entre la Policía y manifestantes radicales.

Desde entonces, se han sucedido numerosas redadas policiales y detenciones de activistas, ante lo que algunos de ellos han optado por exiliarse para tratar de evitar represalias.

Según Amnistía Internacional (AI), hasta la fecha más de 10.000 personas han sido detenidas en relación con las protestas de 2019 y más de 2.000 han afrontado juicios acusados de cargos como ‘crear disturbios’, ‘asamblea ilegal’ o ‘posesión de armas’.

Entre ellos figura el activista hongkonés Joshua Wong, uno de los rostros más visibles del movimiento de protesta, que ayer, miércoles, fue condenado a 13 meses y medio de prisión por organizar una “asamblea no autorizada” que acabó en el asedio de la sede de la Policía de Wan Chai en junio de 2019.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.