Berlín,- Las autoridades sanitarias alemanas contabilizaron 22.268 nuevos contagios con coronavirus en las últimas 24 horas y 389 víctimas mortales, después del nuevo máximo ayer de 410 casos fatales.

La cifra de nuevos contagios se sitúa ligeramente por debajo de la de la semana pasada -en unos 340- y supera en más de 3.600 a los de ayer, aunque no alcanza el máximo absoluto de 23.648 del viernes pasado.

Según datos del Instituto Robert Koch (RKI) actualizados la pasada medianoche, los positivos contabilizados desde que se dio a conocer el primer contagio en el país a finales de enero asciende a 983.588, con 15.160 muertos.

El RKI calcula que alrededor de 676.100 se han recuperado de la enfermedad y que en la actualidad hay unos 292.000 casos activos.

En el conjunto de Alemania, la incidencia acumulada en los últimos siete días se situaba ayer en 139,6 casos por cada 100.000 habitantes.

El número de pacientes con covid-19 en las unidades de cuidados intensivos ascendía ayer a 3.781, de los cuales 2.214 -el 59 %- reciben respiración asistida, según datos de la Asociación Interdisciplinar Alemana de Cuidados Intensivos y Medicina de Urgencia (DIVI).

El factor de reproducción (R) que toma en consideración las infecciones en un intervalo de siete días respecto a los siete anteriores, y que refleja la evolución de contagios de hace 8 a 16 días, se sitúa en 0,87, lo que implica que cada cien infectados contagia a otras 87 personas.

La canciller alemana, Angela Merkel, y los jefes de Gobierno de los estados federados consensuaron ayer un endurecimiento a partir del 1 de diciembre de las actuales restricciones vigentes y prolongarlas hasta principios de enero.

Durante las navidades habrá una cierta relajación de las medidas para posibilitar la celebración en familia o con amigos, elevando a diez el número máximo de las reuniones (donde los menores de 14 años no cuentan).

El parón parcial de la vida pública en vigor desde el pasado día 2 inicialmente para el mes de noviembre y del que se esperaba que fuera un “rompeolas” que aplane la curva de nuevos contagios sólo ha logrado un “éxito parcial”, recordó ayer la canciller, y aunque el número de casos diarios se ha estabilizado, lo ha hecho en un nivel “demasiado alto”.

Las restricciones actuales se traducen en el cierre de la gastronomía, el ocio nocturno, el deporte en sitios cerrados y la vida cultural, además de determinadas normas para los comercios, que siguen abiertos, y que ahora se endurecerán.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí