Barcelona (España).- Trece países africanos y una red internacional de centros de investigación, entre ellos el Instituto de Salud Global de Barcelona (ISGlobal), han unido fuerzas para lanzar el mayor estudio clínico llevado a cabo en África centrado en tratar a personas que padecen la covid-19 de forma leve o moderada.

El estudio clínico, llamado ANTICOV, pretende encontrar medicamentos que puedan tratar precozmente estos casos no severos, y evitar así hospitalizaciones masivas en unos sistemas de salud frágiles y ya sobrecargados.

Se hará en 19 centros de 13 países a través del consorcio ANTICOV, que agrupa a 26 organizaciones africanas e instituciones internacionales de investigación, con el ISGlobal, centro impulsado por la Fundación “la Caixa”, como único representante de España.

El proyecto está coordinado por Iniciativa Medicamentos contra las Enfermedades Desatendidas, DNDi (Drugs for Neglected Diseases initiative, en sus siglas en inglés).

“Necesitamos grandes estudios clínicos sobre la covid-19 en África para responder a cuestiones específicamente ligadas al contexto africano”, declaró a través de un comunicado John Nkengasong, director de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de África (Africa CDC).

ANTICOV evaluará la eficacia y seguridad de diferentes tratamientos en hasta 3.000 pacientes no hospitalizados con formas leves o moderadas de la enfermedad en Burkina Faso, Camerún, Costa de Marfil, Etiopía, Ghana, Guinea, Guinea Ecuatorial, Kenia, Mali, Mozambique, República Democrática del Congo (RDC), Sudán y Uganda.

El objetivo es determinar si un tratamiento precoz puede prevenir que la covid-19 evolucione hacia una forma severa de la enfermedad y limitar potencialmente su transmisión.

“Es alentador ver a tantos países africanos colaborar para obtener respuestas sobre las necesidades únicas de nuestros pacientes con covid-19”, dijo Borna Nyaoke-Anoke, gerente de Proyectos Clínicos en DNDi, que también patrocina ensayos clínicos en Congo, Kenia y Sudán.

“África ha evitado en su mayor parte la mortalidad a gran escala de otros países, pero debemos estar preparados. Necesitamos investigación aquí que impulse políticas y estrategias de testeo y tratamiento, para que, como personal sanitario, podamos ofrecer las mejores opciones a las personas con covid-19”, añadió.

El ISGlobal participa en el proyecto coordinado con dos de los centros en los que se hará el ensayo, ambos en Mozambique: el Centro de Investigación en Salud de Manhiça (CISM) y el Centro de Investigación y Formación Sanitaria Polana Caniço (CISPOC), este último afiliado al Instituto Nacional de Salud.

El ISGlobal también colidera uno de los dos estudios ancilares del proyecto junto al Instituto de Medicina Tropical de Amberes (ITM, Bélgica).

Se trata del estudio de inmunología, que se hará en 7 países, donde analizarán si los tratamientos que se testen en el ensayo clínico con pacientes con COVID-19 leve o moderado alteran la fuerza y duración de la respuesta inmunitaria al SARS-CoV-2.

En concreto, estudiarán los anticuerpos y los linfocitos T, y compararán las respuestas inmunológicas con las de pacientes asintomáticos.

Según Gemma Moncunill, inmunóloga de ISGlobal y coordinadora científica del estudio, “es un estudio relevante porque no hay datos sobre la respuesta inmunitaria a la COVID-19 en África y se desconoce el impacto que pueden tener los tratamientos efectivos”.

El hecho de que el continente esté afectado por otras infecciones como malaria, tuberculosis o VIH “también proporcionará datos sobre cómo estas otras infecciones afectan a la respuesta inmunitaria al SARS-CoV-2”.

El estudio tendrá en cuenta muestras de unos 1.000 participantes recogidas durante un año, tanto de pacientes con síntomas leves o moderados de la covid-19 como de algunos de sus contactos positivos asintomáticos, reclutados para un estudio epidemiológico que también se llevará a cabo bajo el paraguas del proyecto.

Tanto el estudio inmunológico como el epidemiológico contarán con la participación del CISPOC de Mozambique (perteneciente al Instituto Nacional de Salud), en estrecha colaboración con ISGlobal, e Isabel Remane ejercerá de investigadora principal del ensayo clínico de ANTICOV y de los estudios ancilares en este centro.

La coordinación de los centros de ISGlobal en Mozambique, así como la coordinación con DNDi, la lidera Elisa López Varela, coinvestigadora principal del proyecto junto con Denise Naniche, directora científica de ISGlobal.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí