Bruselas,- Bélgica ha registrado más hospitalizaciones pero menos decesos en la segunda oleada de coronavirus que en la primera, con un 36 % de muertes en otoño frente al 64 % de la pasada primavera, informaron este viernes las autoridades sanitarias.

“La mortalidad ha sido más baja” pese a que ha habido más hospitalizaciones gracias “al progreso en la manera de tratar a los pacientes, a la experiencia adquirida y a la introducción de ciertas terapias para los pacientes más graves”, declaró este viernes en rueda de prensa el portavoz del comité técnico Yves van Laethem.

Bélgica ha registrado un total 15.025 decesos por covid desde el inicio de la pandemia, de los que 9.591 (64 %) se registraron en la primera oleada y 5.434 (36 %) en la segunda, agregó.

Un mes después de haber llegado a ser el país europeo con mayor incidencia de coronavirus, Bélgica sigue confirmando el descenso de infecciones, hospitalizaciones y muertes por covid, pero las autoridades avisan: “Todos los indicadores continúan evolucionando favorablemente, pero está claro que aún tenemos un largo camino delante de nosotros antes de llegar a una situación más normal”, agregó el portavoz.

Su colega Antoine Iseux añadió que todo el mundo desearía ir “más rápido”, pero pidió paciencia durante “las próximas semanas”.

“No es el momento de saltar etapas, de bajar los brazos. Todos hemos aprendido en los últimos meses que el virus es oportunista”, dijo.

Este viernes se cumplen tres semanas desde que Bélgica impusiera el cierre de los comercios no esenciales, medida que se sumó a otras restricciones previas como el toque de queda nocturno, la obligación de teletrabajar, la limitación de contactos sociales o la paralización de sectores como el ocio, el deporte y la cultura.

“Las medidas del confinamiento actual son menos drásticas que las adoptadas en marzo y abril y, a pesar de ello, nos permiten tener un impacto neto sobre la caída de las cifras de la epidemia”, celebró Van Laethem.

Los contagios caen de media semanal un 37 %, las hospitalizaciones un 25 %, y los fallecimientos decrecen un 7 %, si bien la incidencia acumulada sobre 100.000 personas en los últimos 14 días es de 688 nuevos casos. Lejos de colapsar, el sistema hospitalario sigue aún bajo mucho estrés.

“Hemos llegado al máximo (de ingresos) que habíamos tenido en la primera oleada y eso nos muestra que la presión sobre el sistema hospitalario sigue siendo extremadamente importante y que aún hace falta una disminución neta antes de que podamos decir que la estructura puede funcionar normalmente”, dijo el portavoz.

Van Laethem explicó que, con los datos de movilidad de Google, se puede interpretar que los belgas pasan actualmente un 17 % más tiempo en casa que antes de la pandemia, mientras que durante el confinamiento de marzo y abril esa cifra era del 25 %.

La tendencia se confirma en los datos de desplazamientos laborales, que actualmente son un 42 % menores que en tiempos normales, mientras que en la primera oleada habían caído un 62 %, y también en la movilidad relacionada con el ocio y comercio, que cae un 56 % frente al descenso del 78 % en primavera.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.