París.- España ha comprometido para medidas sanitarias anticovid prácticamente el doble de dinero por habitante que la media de los gobiernos centrales en la Unión Europea en sus proyectos presupuestarios.

En un informe publicado este jueves sobre la salud en Europa, la OCDE y la Comisión Europea explican que España ha dedicado 220 euros por persona para medidas de urgencia sanitaria ante la pandemia, frente a los 112 de media en los 21 países comunitarios de los que se tienen datos.

Por delante de España, los que más ha dedicado a esas partidas excepcionales de sanidad han sido el Reino Unido (446 euros), Alemania (302) e Irlanda (274). Quedan muy por detrás Francia (108), Italia (101) o Bélgica (75), que también han sido algunos de los más golpeados por la epidemia.

Todas esas cifras no incluyen las aportaciones de los gobiernos como las comunidades autónomas, aunque en el estudio se precisa que los 10.030 millones de euros del plan español de julio incluía también transferencias a las regiones.

Los presupuestos presentados por los países europeos para hacer frente a la crisis de la covid varían notablemente, ya que se mueven en una horquilla de entre el 5 y el 20 % de su producto interior bruto (PIB), en su mayoría dedicado a proteger el empleo y las empresas.

También varía mucho el impacto que han sufrido en términos de mortalidad o caída de la actividad han tenido.

Hasta finales de octubre, los países en los que más muertes por coronavirus se habían contabilizado en términos comparativos eran Bélgica (1.015 por cada millón de habitantes), España (764), Reino Unido (699), Italia (640), Suecia (580) y Francia (549), frente a una media de 372 en la UE.

Y si lo que se analiza es el aumento de la mortalidad total respecto a la de los años anteriores –indicador que incluye muertes inducidas por la crisis–, las peores cifras hasta fines del mes pasado son las de España, con un “exceso” de 1.021 fallecimientos por millón de habitantes, seguido por Reino Unido (961), Italia (740), Bélgica (732), Holanda (562) y Francia (448).

DIEZ MILLONES DE CONTAGIOS

En total, hasta el 15 de noviembre, oficialmente se habían infectado en Europa unos 10 millones de personas por el coronavirus, de los que más de 265.000 han muerto.

Los autores del estudio advierten de que la pandemia causará un estancamiento o incluso un retroceso en la esperanza de vida este año en los países más golpeados, pero sin dar precisiones.

Con los últimos datos comparativos disponibles de 2018, España era el país de la UE con la esperanza de vida más elevada (83,5 años), seguido de Italia (83,4) y Francia (82,9).

Los responsables del informe señalan que solo unos pocos países han conseguido limitar tanto la crisis sanitaria como la económica, en particular Estonia, Finlandia y Noruega, lo que se puede explicar en parte por factores geográficos (menos densidad de población).

Pero también porque estaban mejor preparados, hicieron pruebas rápidamente, siguieron el rastro de los contagios y observaron el aislamiento.

Además, contaba con una gran confianza en las autoridades que se tradujo en un gran cumplimiento de las reglas que se dictaban.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.