Madrid,- El miembro del Consejo de Supervisión del Banco Central Europeo (BCE) Edouard Fernández-Bollo ha descartado este martes que la crisis del coronavirus haya puesto “en juego” la solvencia del sector bancario europeo, el cual “seguiría siendo solvente” incluso si se agravase la pandemia.

Durante su intervención en unas jornadas organizadas por Deloitte y Abc, Fernández-Bollo se ha referido además al veto al reparto de dividendos impuesto la pasada primavera por el BCE, y ha dicho que el organismo “es muy consciente” de que hay que dar una señal de que el sector se va a recuperar y también ser coherentes con la situación.

Así, ha recordado que el BCE decidirá en diciembre sobre esta “medida extraordinaria”, un trámite en el que “van a ser muy importantes” las previsiones económicas que maneje el organismo a principios de mes.

Respecto al panorama de la banca europea, Fernández-Bollo ha explicado que si bien se ha producido un aumento importante de las provisiones, no se han manifestado pérdidas crediticias.

Con todo, ha reconocido que la pandemia empujará al alza la morosidad, que en el peor de los escenarios podría superar los niveles de la crisis anterior.

A tenor del análisis de vulnerabilidad realizado el pasado junio por el organismo, en caso de que la situación sanitaria se agravara durante el otoño, podría producirse una “importante pérdida de solvencia”, lo que provocaría situaciones puntuales difíciles.

Sin embargo, “eso no quiere decir que la solvencia europea esté en juego, sino solo algunos casos, pero el sistema seguiría solvente”, ha recalcado.

COSTE BAJO Y COORDINACIÓN, VENTAJAS DEL BANCO MALO

Asimismo, Fernández-Bollo se ha mostrado a favor de la creación de un banco malo, ya sea a nivel europeo o incluso nacional si se rigen por las mismas reglas de juego.

A su modo de ver, “puede tener sentido para la liquidación en el tiempo de los activos”, de manera que “si se pasan a una entidad con un coste de financiación muy bajo por el nivel altísimo de demanda” se conseguiría un coste “bastante más bajo” y habría coordinación.

Mención especial ha dedicado a la concentración bancaria, y ha defendido que mientras las fusiones entre entidades nacionales recortan gastos más fácilmente, las operaciones entre bancos europeos aportarían una diversificación de ingresos que mejorarían su eficacia.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.