Sao Paulo.- El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, afirmó que “la izquierda sufrió una histórica derrota” en las elecciones municipales celebradas este domingo y afirmó que la ola conservadora de 2018 “llegó para quedarse”, pese a la derrota de la mayoría de los candidatos que contaron con su apoyo.

“Mi ayuda a algunos pocos candidatos a alcalde se resumió a 4 directos en total de 3 horas”, se justificó Bolsonaro en sus redes sociales tras conocerse el resultado de las elecciones.

En Sao Paulo, el mayor colegio electoral del país, Celso Russomano, el candidato respaldado por el presidente, obtuvo poco más del 10 % y quedó fuera de la segunda vuelta que tendrá lugar el próximo 29 de noviembre.

En el balotaje se medirán el actual alcalde Bruno Covas, del Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB, centroderecha) y el excandidato presidencial y líder de los Sin Techo, Guilherme Boulos, del progresista Partido Socialismo y Libertad (PSOL).

En Río de Janeiro, el segundo colegio con más electores de Brasil, el actual alcalde, Marcelo Crivella, consiguió el 21,8 % de los votos, y se enfrentará en segunda vuelta a Eduardo Paes (centroderecha), quien obtuvo cerca del 40 % de los votos.

Paes se perfila como el gran favorito, pues heredaría la mayor parte de los votos obtenidos por otros candidatos.

Además de Russomano, también quedaron en la cuneta este domingo los “bolsonaristas” Bruno Engler en Belo Horizonte, capital del estado de Minas Gerais, y el coronel Menezes en Manaos, capital de Amazonas.

En resumen, de los siete candidatos que el gobernante apoyó el sábado en una publicación compartida en su perfil de Facebook, tan solo dos, Crivella y Wagner Sousa Gomes, conocido como “el capitán Wagner”, en Fortaleza, alcanzaron la segunda vuelta en las municipales.

Bolsonaro también sugirió que los resultados de las municipales no son un termómetro para las elecciones presidenciales de 2022 y puso como ejemplo Sao Paulo, la ciudad más poblada de Latinoamérica.

El presidente recordó que el exgobernador de Sao Paulo Geraldo Alckmin bendijo al candidato que resultó ganador en las municipales de 2016 en Sao Paulo, pero dos años después, como candidato presidencial, tan solo obtuvo un 4,7 % de los votos.

Bolsonaro, un crítico del sistema de votación y escrutinio electrónico, no hizo ninguna referencia al fallido intento de ataque sufrido hoy por el Tribunal Superior Electoral, pero expresó su deseo de que el proceso electoral sea “perfeccionado”.

“Para 2022 estoy seguro de que, en las urnas, consolidaremos nuestra democracia con un sistema electoral perfeccionado. DIOS, PATRIA Y FAMILIA”, señaló.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.