París,- La principal organización profesional en Francia de restaurantes, bares y cafés anunció este sábado que van a denunciar ante la justicia el cierre administrativo decretado para sus negocios desde el inicio del confinamiento domiciliario en vigor desde el 30 de octubre.

La Unión de Oficios de las Industrias de la Hostelería (Umih, por sus siglas en francés) recordó que el Gobierno ha justificado ese cierre por razones sanitarias para contener los contagios de coronavirus.

Sin embargo, añadió que no ha aportado cifras que demuestren que hay más contagios en los restaurantes que en los comedores colectivos, que por su parte han podido seguir funcionando y eso que acogen más público.

La Umih insistió en que sus establecimientos han estado aplicando desde junio y el fin del primer confinamiento los mismos protocolos que los comedores colectivos. Por eso se consideran discriminados y tienen previsto finalizar su recurso de aquí al 20 de noviembre.

El primer ministro francés, Jean Castex, advirtió el pasado jueves de que una vez que se levante el confinamiento domiciliario en su actual configuración, lo que está previsto que ocurra a partir del 1 de diciembre, los bares y restaurantes tendrán que seguir cerrados.

Un día antes, la patronal de la hostelería había publicado una encuesta a 6.600 empresas del sector en la que un 65,8 % de los profesionales dijeron temer que este segundo cierre administrativo obligue a su empresa a bajar la persiana.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.